scorecardresearch

La Policía pondrá el foco en los botellones

Feli Agustín
-

Hermoso confía en que se diluyan porque, afirma el alcalde, es necesario alcanzar un «equilibrio» con el normal funcionamiento de Logroño en unas fechas en las que Policía Nacional reforzará a la Local

Celebración de un botellón durante épocas de toque de queda en la pandemia. - Foto: El Día

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, confía en que uno de los asuntos que le causó no pocos quebraderos de cabeza y no menos polémicas durante varios tramos de la pandemia no le distraiga de disfrutar los que serán los mejores sanmateos de la legislatura y el botellón se diluya como el hielo en el alcohol.

A ello ayudará, o eso espera el alcalde, la ampliación de horarios de  la hostelería -las discotecas podrán cerrar la madrugada del domingo  a las 7 de la mañana-, dijo ayer Hermoso de Mendoza quien, junto a la delegada del Gobierno, Beatriz  Arraiz, presidió la Junta de Seguridad Ciudadana de Logroño, en la que participaron mandos y miembros de Policía Nacional y Local, para coordinar las actuaciones de cara a las fiestas de la Vendimia, que se celebrarán con plena normalidad tras dos años en los que la pandemia ha condicionado su desarrollo.

Los en un día rivales y hoy aliados escenificaron un ejercicio de plena «colaboración y cooperación» que las fuerzas de seguridad de las instituciones que dirigen llevarán a cabo para garantiza el buen funcionamiento de las fiestas de San Mateo, que se celebrará del 17 al 23 de septiembre. De hecho fue la flamante nueva delegada gubernamental y exconcejal de Logroño la que, en referencia al botellón,  adelantó que las fuerzas de seguridad podrán «invitar» a disolver las concentraciones, si así se produjeran. 

«Es necesario alcanzar un equilibrio entre estas situaciones y las tareas de limpieza que se suceden a lo largo de todo el día para que todo esté listo para las actividades de la mañana, como las familias que acuden a las vaquillas a las nueve de la mañana»,  zanjó el primer edil.

Ambos esperan que la normalidad recuperada tras la larga pandemia congregue a un vasto número de ciudadanos en actos que, tradicionalmente, concentran a numeroso público, como el lanzamiento del cohete y los fuegos artificiales -a cuya celebración dio ayer vía libre el Gobierno riojano- para lo que se ha diseñado un completo dispositivo de seguridad. Para ello, Policía Local y las Fuerzas de Seguridad del Estado contarán con un número «suficiente» de efectivos que, en el caso de Policía Local se cubrirán de momento con una resolución de Alcaldía, 

Por lo que hace referencia a los de Policía Nacional, se verán reforzados, en casos puntuales, como el lanzamiento de los fuegos artificiales o los conciertos, con recursos procedentes de otras comunidades, como la Unidad de Intervención Policial y de Caballería, ambas especializadas en dispositivos de prevención de la seguridad ante la concentración de masas, y dispositivos como helicóptero o drones.

«El operativo prevé agentes uniformados o de paisano», avanzó la delegada del Gobierno, quien concedió que el lanzamiento del cohete, uno  de los actos más multitudinarios de las fiestas, será uno de los actos que requerirán una vigilancia especial. Al respecto, el alcalde destacó que se insistirá en un cohete limpio para lo que se establecerán  controles en los accesos a la plaza del Ayuntamiento para evitar el acceso de ciudadanos con botellas de cristal, alcohol, detergentes o productos similares.

Igualmente, Hermoso recordó que el Ayuntamiento dispondrá de dos Puntos Violeta durante las fiestas en la Plaza del Mercado y Once de Junio para informar y prevenir sobre las agresiones sexuales.

Además, avanzó Beatriz Arraiz, Guardia Civil también intensificará el control de las carreteras de entrada y salida a Logroño.

Civismo. En este contexto, en el que el alcalde adelantó que las fuerzas de seguridad podrán intensificar los controles en zonas donde se puede producir una alta concentración, particularmente de jóvenes, a altas horas de la madrugada, como Siervas de Jesús, apeló al «civismo, respeto y educación», que favorecerán el desarrollo de una fiestas armónicas.

Por su parte, la delegada del Gobierno recomendó a todos los que vayan a disfrutar de los festejos a que «permanezcan atentos en situaciones con más afluencia de personas y adopten medidas de precaución que eviten hurtos o situaciones de inseguridad».