scorecardresearch

Logroño, ciudad piloto en Europa para el reparto sin furgoneta

Feli Agustín
-

Contempla instalar un centro logístico cerca de la circunvalación, «dos o tres» en la ciudad, uno de ellos en la plaza de Abastos y repartir desde ahí los paquetes con ciclos de carga

Vehículo similar al previsto para el reparto de última milla del programa que pondrá en marcha Logroño. - Foto: Ingrid

Logroño da un paso más en el camino para una rebaja en 2030 de, al menos, un 55%  de emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 1990, y  ha conseguido 480.000 euros de fondos europeos para financiar un programa destinado a sacar de las calles el mayor número de furgonetas de reparto de paquetería.

Jaime Caballero, concejal de Desarrollo Urbano y principal artífice del cambio en el modelo de movilidad en Logroño, dio ayer, coincidiendo con el Día mundial sin coche, detalles de un proyecto para el que ha sido elegida ciudad piloto, junto a Nantes, Estambul y Hamburgo, núcleos urbanos  de características y tamaño diferentes que representan la diversidad de ciudades de Europa.

El objetivo de esta iniciativa, denominada Dercamobil, es descarbonizar el reparto de última milla [último trayecto en entorno urbano que ha de realizarse en la entrega] con la sustitución de furgonetas por vehículos sostenibles; en concreto, ciclos de carga, para distribuir la paquetería, que ha experimentado un incremento exponencial debido al aumento de las compras online, lo que ha conllevado un crecimiento de vehículos  de reparto en consonancia con las nuevas exigencias.

La puesta en marcha de este programa, que responde a la filosofía urbana del equipo de Gobierno, que otorga protagonismo a los peatones en perjuicio de los coches,  requiere un gran centro logístico de recepción  de paquetería, que el concejal quiere ubicar en las cercanías de la circunvalación y de las estaciones, aunque Caballero señaló que está encontrando dificultades para su localización.

Además de este gran depósito, se contemplan «dos o tres más» en diferentes puntos de la ciudad, uno de los cuales se establecerá en el sótano del Mercado de Abastos, en plena remodelación, que servirá a los clientes del centro.

Para cerrar el proceso, la distribución de última milla, que se realizará a través de vehículos sostenibles, principalmente ciclos de carga. «El objetivo es juntar los paquetes por distritos y que sean transportados en un único viaje por un vehículo ligero y sin emisiones», resumió el responsable municipal de urbanismo, que apuntó que se generará «empleo de calidad y sostenible». El proyecto se estrena la próxima semana, con una primera reunión en Lyon, y se prolongará durante 48 meses. La primera mitad de este tiempo está prevista para la definición y preparación del sistema, mientras en que en la segunda se implementará el proyecto. Formar parte de esta iniciativa supondrá integrar a todos los grupos de interés locales y a todos los segmentos de la distribución, desde bebidas para hotelería hasta paquetería, mensajerías y cadena de frío, entre otros.

Los implicados en el proyecto. Para el desarrollo del proyecto Decarmobile se ha constituido un consorcio europeo formado por 30 entidades y nueve países europeos y uno asociado, Turquía, así como agencias de desarrollo local, proveedores de equipamiento, operadores logísticos, expertos en procesos colaborativos, en gestión de proyectos europeos, en comunicación y proveedores de soluciones digitales.  El proyecto prevé una inversión de 9,5 millones de euros y cuenta con una subvención de ocho, de los cuales Logroño recibe 468. 750 euros, el 100% previsto para los costes de personal y equipamiento de los almacenes durante los 48 meses que dura el proyecto. El Ayuntamiento se encargará de  localizar las ubicaciones para los depósitos; de momento, ya ha contratado una asistencia técnica para arrancar.