scorecardresearch

52.166 escolares inician el curso con el reto presencial

Efe
-

El crecimiento del 9,9% de alumnado en FP marca los números del nuevo curso, que se afronta desde la llamada del Gobierno riojano a la prudencia y no relajación en el cumplimiento de las normas sanitarias

Escolares entrando a las aulas, en una imagen de archivo. - Foto: Clara Larrea

La Rioja inicia este lunes el nuevo curso 2020-2021 con 52.166 escolares y el reto colectivo de llevarlo a término de forma presencial en las aulas, según los datos facilitados este domingo por el Gobierno regional.

El crecimiento del 9,9% de alumnado en FP marca los números del nuevo curso, que se afronta desde la llamada del Gobierno riojano a la prudencia y no relajación en el cumplimiento de las normas sanitarias, ha detallado en una nota.

Un nuevo curso marcado por la incidencia de la pandemia de la covid-19, y, de nuevo, por el diseño de los protocolos y planes de contingencia para garantizar la seguridad sanitaria en las aulas y los centros educativos, como ya se logró el curso pasado.

La presencialidad total y en todos los niveles es el gran objetivo que se fija la Consejería de Educación, que entiende, además, que necesariamente requiere el compromiso, una vez más, de toda la comunidad educativa para cumplir las normas desde la prudencia ante una situación sanitaria que, si bien es evidentemente más favorable que la del año pasado, aún no ha remitido.

La Oficina de Escolarización Permanente y el servicio de Escolarización completaron el pasado viernes, día 3, la tramitación de las más de 700 solicitudes llegadas en el período extraordinario de escolarización, a lo largo de este verano, con la novedad de que se ha tramitado la totalidad de las mismas.

En total, y tomando en consideración que los datos son de carácter provisional y sujetos a evolución, la cifra total de 52.166 escolares decrece el 0,4% con respecto a la del año pasado por estas fechas (52.395), una evolución donde el notable crecimiento de alumnado en los niveles de FP 'compensa', numéricamente hablando, la caída en los niveles de Primaria, Secundaria y, especialmente, segundo ciclo de Infantil.

De este modo, Infantil suma en este inicio de curso 7.658 escolares, un 6,4% menos frente a los 8.182 del curso pasado que da continuidad a la dinámica decreciente de los últimos años.

Pese a ello, el Gobierno de La Rioja ha optado por mantener "intacto" el número de aulas en la región, y avanzar hacia un modelo de menos alumnos por aula como factor en la búsqueda de la mejora de la calidad de la enseñanza, ha detallado el Ejecutivo.

En Primaria el descenso de alumnado también persiste, con 18.909 personas, el 2,4% menos que el pasado curso en este nivel (19.384); igual que en Secundaria, con 12.892, el 1,02% menos (13.025); mientras que en Bachillerato se mantiene prácticamente igual: 3.725 estudiantes, por los 3.712 del pasado curso.

El otro dato de relevancia estadística es el avance de la FP, que este curso alcanzará los 8.982 alumnos y alumnas, por los 8.092 del pasado curso, un incremento del 9,9% de alumnado que va correlativo a la apuesta del Gobierno de La Rioja por el incremento de la oferta de plazas y de familias de FP, y que seguirá creciendo en los próximos cursos.

El interés es asentar la Formación Profesional como la gran alternativa formativa generadora de profesionales de alta cualificación y en permanente ajuste a las demandas del mercado laboral y sus sectores, ha detallado el Ejecutivo.

La Rioja contará asimismo con aproximadamente unos 5.400 profesionales de la educación, incluyendo centros públicos y concertados; una cifra que es similar a la del curso pasado y que en cualquier caso evolucionará en función de las necesidades surgidas por la situación sanitaria.

El nuevo curso escolar arrancará, igual que ya sucediera el año pasado, en unos centros educativos preparados y adaptados para el cumplimiento de las condiciones de seguridad.

La Consejería de Educación aprobó recientemente el Plan de Contingencia general, adaptado a su vez al marco general decidido desde el Ministerio.

Este Plan da continuidad a las pautas desarrolladas a lo largo del curso pasado en lo relativo al uso obligatorio de mascarilla, distancia de seguridad o grupos de convivencia estable, con algunas novedades, como la rebaja de la distancia a 1,2 metros o la flexibilización de grupos de convivencia a mismos niveles para la realización de determinadas actividades.

La Consejería mantendrá asimismo medidas como los llamamientos con carácter diario para cubrir las bajas o el suministro permanente de material de seguridad a los centros.

El consejero de Educación, Pedro Uruñuela, y su equipo mantuvieron a lo largo de los pasados días reuniones con la dirección de los centros públicos; y en la próxima semana hay previsto una nueva reunión con los representantes de la red concertada.

El motivo es tratar el Plan de Contingencia y otros asuntos de actualidad del presente curso, en un entorno de cercanía y comunicación directa.

En estas reuniones, la Consejería ha trasladado el sentimiento de confianza hacia el nuevo curso en una situación sanitaria "claramente más favorable que la del año pasado", con más del 99% del profesorado vacunado y la práctica totalidad del alumnado mayor de 12 años también, con al menos una dosis recibida y a la espera, por tanto, de completar la pauta en los próximos días.

Con todo, y en el objetivo común de desarrollar un curso con normalidad y en las aulas, el Gobierno insiste en la necesidad de mantener la prudencia y no bajar la guardia, un reto que implica, un año más, a toda la Comunidad Educativa en su conjunto.

El desarrollo del nuevo currículum educativo, el futuro Decreto de Convivencia, los planes de desarrollo para la Escuela Rural y una intensa oferta formativa para los docentes, son algunos de los retos para el presente curso.

La Consejería seguirá avanzando en el nuevo modelo de Educación Pública de 0-3 años, que incluirá la previsión de desarrollo de nuevas infraestructuras y proyectos como las aulas experimentales de 2 años.