scorecardresearch

La Rioja recuperó 1.489 toneladas de aceite usado en 2020

Efe
-

El 48% de los establecimientos en los que se realizó el servicio de recogida de la red Sigaus fueron talleres mecánicos (280 talleres), en los que se recuperaron 560 toneladas de residuo

Imagen de una planta de regeneración de aceites usados. - Foto: Sigaus

La Rioja logró evitar la contaminación de 1.489 toneladas de aceites industriales usados en 2020, pese a la crisis del coronavirus, según datos facilitados por el sistema encargado de la recuperación del aceite industrial en España SIGAUS.

SIGAUS realizó 1.176 operaciones de recogida de aceite usado en 72 municipios riojanos, en los que se atendió a 586 establecimientos, según ha informado en una nota.

El 48% de los establecimientos en los que se realizó el servicio de recogida fueron talleres mecánicos (280 talleres), en los que se recuperaron 560 toneladas de residuo.

Un gran número de recogidas se produjo en otra amplia variedad de actividades, como agricultura, comercio, hostelería, transporte o construcción, así como relacionadas con la Administración pública, Fuerzas Armadas, presas, parques eólicos, empresas de alquiler de vehículos o autoescuelas, entre otras, que sumaron 168 establecimientos.

Un 86% del aceite usado neto recogido en 2020 en la comunidad fue tratado mediante regeneración -700 toneladas- un tratamiento que permitió devolver al mercado 438 toneladas de lubricantes, y el ahorro de más de 205.000 barriles de petróleo.

En términos medioambientales, este proceso hizo posible evitar la emisión de 467 toneladas de CO 2 a la atmósfera.

El director general de SIGAUS, Eduardo Lecea, ha afirmado que “2020 ha sido nuestro año más responsable y cuando todo paró, nuestra actividad fue declarada esencial, y decidimos reforzar nuestro sistema para seguir ayudando al tejido económico mediante la recogida del aceite usado en toda España".

Ha recordado que el aceite industrial usado es uno de los residuos peligrosos que se generan en mayor cantidad y, por su toxicidad y su escasa biodegradabilidad, puede tener importantes efectos sobre la salud y el medio ambiente.

Su vertido provoca graves problemas de contaminación y su combustión incontrolada conlleva la emisión a la atmósfera de gases tóxicos, además de ser especialmente dañino en el medio acuático.

Tan solo un litro de aceite industrial usado puede llegar a contaminar hasta un millón de litros de agua, ha detallado este organismo.