scorecardresearch

Las lesiones no dan tregua al Ciudad de Logroño

El Día
-

El pivote Almeida sufre una rotura de ligamentos que podría obligarle a pasar por el quirófano

Leo Almeida. - Foto: Juanjo Acobi

El Ciudad de Logroño aspira a estar el próximo martes en el bombo de Viena, sede de la Federación Europea de Balonmano donde se sorteará la segunda ronda de la Liga Europa, segunda competición continental. Pero para eso este sábado (Palacio de los Deportes, 19 horas) los riojanos han de hacer bueno el 26-26 conseguido el pasado sábado en Oporto, en el encuentro de ida que enfrentó al conjunto logroñés con el Águas Santas luso.

El cuadro de Miguel Velasco está a sesenta minutos de superar la primera criba pero el siete logroñés no se fía del conjunto luso. Un empate fuera de casa en competición continental es un buen resultado pero todavía queda ratificarlo.

En la antesala del inicio de la temporada (el Barcelona visitará la capital logroñesa el 11 de septiembre a las siete de la tarde), las lesiones han vuelto a pasar factura al equipo. Así, en la tarde del lunes la sesión se dividía entre el parqué y el gimnasio, donde los tocados realizaban ejercicios de recuperación.

De momento, y antes de disputar el primer partido oficial de la 21-22, el Ciudad de Logroño tenía que lamentar la grave lesión del portero brasileño Terçariol.

En las últimas horas, la entidad logroñesa comunicaba que el portero suramericano había sido intervenido, con éxito, de su rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha.

No hay tiempo establecido de recuperación pero hasta bien avanzado 2022 Miguel Velasco no podrá contar con Leo Terçariol.

Para suplir su ausencia, la directiva riojana estuvo diligente y fichó al bielorruso Aliaksandr Markelau. Sin embargo, el meta eslavo todavía no está en Logroño, y aún habrá que esperar para que pueda sumarse al grupo.

almeida, k. o. A la grave lesión de Terçariol se suma una más cuyo alcance todavía no tiene diagnóstico definitivo. Se trata del pivote, también brasileño, Leo Almeida, que el lunes no se ejercitó con el resto de sus compañeros.

Las exploraciones médicas a las que fue sometido el jugador brasileño revelan la existencia de una rotura de dos fascículos del ligamento lateral externo en su tobillo derecho. Sin embargo, desde los servicios médicos del club esperarán el paso de los días para decidir si optan por un tratamiento conservador o, finalmente, se decantan porque el pivote sea intervenido quirúrgicamente.

De esta forma, Miguel Velasco no podrá contar con el suramericano para el duelo de vuelta ante un Águas Santas que, a partir de su 6-0, tratará de poner en aprietos al conjunto riojano al que le vale con ganar o empatar por menos de veinticinco goles para pasar el primer corte de su nueva aventura europea. De lo contrario, la Asobal será la única preocupación de un Ciudad de Logroño que en Oporto demostró su ambición continental.