scorecardresearch

Entre dinosaurios y tirolinas: una aventura a la riojana

Europa Press
-

El Barranco Perdido y el Parque de Aventura Sierra de Cameros ofrecen atractivas opciones de ocio en entornos privilegiados de La Rioja, como con Enciso y Lumbreras

Parque de Aventuras Sierra de Cameros - Foto: EUROPA PRESS

Vivir una jornada de aventura en La Rioja es cada vez más fácil, gracias a la completa oferta que ofrece la región, y que tiene en el parque de paleoaventura 'Barranco Perdido' y el parque de aventura 'Sierra de Cameros' dos de sus mejores exponentes.

En el caso de 'Barranco Perdido', situado en Enciso, los dinosaurios son los protagonistas, dando la oportunidad al visitante de disfrutar de forma lúdica de miles de años de historia, a través de una playa cretácica, piscinas, géiseres, circuitos de aventura o rocómodros, entre un sinfín de actividades, en los que sentirse, incluso, paleontólogos por unas horas.

Por su parte, el parque de aventuras 'Sierra de Cameros', ubicado en Lumbreras, en pleno Camero nuevo, recién remodelado, ofrece un día entre cuatro circuitos y una tirolina de 120 metros. Todo ello, es un escenario natural sin igual, a más de mil metros de altura, junto a la era de la ermita de San Martín de la localidad camerana, dentro del Parque Natural de Sierra Cebollera.

El Barranco PerdidoEl Barranco Perdido - Foto: EUROPA PRESS

Su responsable, Rafa Loyo, ha afirmado que se ha realizado una reforma "integral" que ha supuesto "ampliar a 4 los circuitos, 2 de carácter familiar y 2 deportivos, con sus correspondientes tirolinas, con una con más de 120 metros", y todo ello con 16 enormes troncos verticales que sustentan todas las instalaciones de cuerdas para hacer los nuevos circuitos y tirolinas.

Hay puentes de reto de equilibrio: japonés, mono, tirolés, red, laberinto, victoria, amazonia, mixto, inglés y tirolinas planas. De hecho, ha resaltado que "te permite realizar más de 40 retos y juegos de equilibrio".

 

PARQUE FAMILIAR. Loyo ha puesto en valor que "seguimos siendo un parque familiar", donde se ha cambiado el número de circuitos, que "hace que recomendemos pasar por lo menos dos horas en el parque". Además, en materia de seguridad ha destacado que "contamos con línea de vida continua en materia de anclaje que hace, por medio de un mosquetón especial, se pase por unas placas esté asegurado desde el suelo, y no pueda soltarse hasta que vuelve al suelo". Ello hace que "sepamos que nadie se va a equivocar en altura", lo que supone "dar aún mayor seguridad al participante".

Ha asegurado que se trata, además, de un lugar "fantástico", donde ha destacado "se tiene una gran sensación de tranquilidad en los 11.000 metros cuadrados con los que cuenta".

El responsable del parque ha añadido que se mantienen las medidas de seguridad anti-COVID, por lo que es necesaria la reserva previa de las actividades, para un mejor control del aforo en la instalación debido a las medidas sanitarias por la pandemia.

Para visitarlo se puede hacer los fines de semana y festivos con reserva telefónica, mientras que en verano se abrirá todos los días. Los horarios de mañana son de 11 a 14 horas, y por la tarde de 16 a 19 horas, excepto en julio y agosto que se extiende hasta las 20,00 horas. El precio se sitúa entre los 10 y 20 euros.

 

'BARRANCO PERDIDO'. En relación al parque de paleoaventura 'Barranco Perdido', su coordinador, Víctor Fernández, ha adelantado que el 12 de junio comienza la temporada estival del mismo, que supone "habilitar toda la zona de la playa cretácica, que es donde están las actividades acuáticas, así como todas las actuaciones de dinamización, todo ello, en el caso de las actuaciones de compañías, siguiendo los protocolos COVID, al igual que en todo el recinto del parque".

De hecho, ha indicado que si ahora "estamos abiertos solo los fines semana" hasta las 18,30 horas, a partir de la segunda quincena de junio se extiende a las 19,00 horas, y ya en julio hasta las 20,00 horas. El parque se abre a las 11,00 horas. El precio, de la entrada completa, va desde los 15 a los 24 euros, según edades y la fecha escogida, si bien en todos los casos las entradas han de adquirirse de forma on line.

Fernández ha señalado que el perfil del visitante "suele ser familias con niños" con edades de los padres entre los 30 y 45 años. Ha apuntado que además la instalación para la zona supone "dinamizar el Alto Cídacos, tanto turístico como económicamente, siendo un recurso que atrae gente de otras comunidades autónomas, y además ha servido para poner en marcha varios casas rurales en la zona, sobre todo en las aldeas cercanas a Enciso".

A ello, ha unido el "esfuerzo que se está haciendo desde la Administración por el Geoparque e impulsar todo lo que son las huellas, hace que sea un producto único y diferenciador que nos posiciona muy bien en el conjunto nacional, y complementa las visitas de los turistas, que vienen a la región por el vino, y lo hacen acompañados de niños".

Para el coordinador de 'Barranco Perdido' "otro de los aciertos del parque es estar ubicado donde están las huellas, hasta el punto que el visitante tiene, a dos minutos de la puerta, la oportunidad de visitar un yacimiento real".

Entre otras medidas llevadas a cabo esta temporada se ha desarrollado el montaje de una línea de vida continua en todo el 'Circuito de multiaventura', que consiste en un nuevo sistema de anclaje del cableado y equipamiento con el fin de minimizar situaciones de riesgo para el público.

 

CIRCUITO PALEONTOLÓGICO. Las instalaciones cuentan con el Circuito Paleontológico. También esta temporada este circuito ha ampliado las actividades para dar cabida a más grupos con un aforo más reducido. Es el lugar donde se desarrollan los talleres familiares. Estos son las actividades que se ofrecen actualmente:

  •  
  • Paleontólogo por un día. Se trata de encontrar las icnitas (huellas) en una reproducción de tres grandes yacimientos al aire libre. Se aportan las herramientas necesarias para que el participante descubra huellas fósiles de animales y vegetales y tome imágenes de los hallazgos para poder realizar un análisis científico en el laboratorio donde estudiar el significado de los restos encontrados sobre el terreno. Se desarrolla en el laboratorio del tiempo y yacimientos de icnitas.
  •  
  • CSI. El objetivo es investigar y averiguar los objetos geopaleontológicos mediante el manejo de fósiles, rocas y minerales reales y un método de deducción científico con la ayuda de guías dicotómicas y los monitores. Se desarrolla en el laboratorio del tiempo.
  •  
  • Ruta por el Cretácico. Aquí se trata de jugar y descubrir el Cretácico en el museo. Más que una visita guiada, se busca aprender a geolocalizar el cretácico y las curiosidades sobre los dinosaurios de la época. Se desarrolla en el Museo.
  •  
  • Gymkana paleontológica autoguiada. El reto pasa por buscar las balizas en el mapa y resolver los enigmas planteados. Es una actividad para hacer en familia. El parque dispone de una segunda zona, el Circuito de Multiaventura que forma parte de la 'Colina encantada y que acoge un destacado circuito de retos con puentes tibetanos y de equilibrio, así como el Gran tobogán . Este circuito está dotado de un trazado de juegos de reto, pasarelas, redes y obstáculos de paso de primer nivel que se han adaptado al nuevo sistema de LVC. Este espacio de ocio está conectado, a su vez, con tirolinas que permiten al público ampliar la experiencia hasta la zona más elevada del parque. Ubicada en el área más alta del recinto, la 'Colina encantada', concentra a su vez, los recorridos de aventuras, las pruebas de orientación con reconocimiento de estratos geológicos, flora y fauna, y las pruebas de habilidad, como el tiro con arco.

 

La oferta de 'El Barranco Perdido' se completa con el Museo Cretácico en el que el visitante podrá ver una exposición permanente sobre el mundo Cretácico de La Rioja y descubrir el modo de vida, alimentación, reproducción y extinción de los dinosaurios. Además, permite conocer el proceso de la formación de las huellas fósiles y los diferentes tipos de icnitas de los yacimientos riojanos.