Educación registra 2.904 peticiones de escolarización

Efe
-

Del total, 1.748 peticiones corresponden a centros públicos

Escolares en clase. - Foto: Óscar Solorzano

La Consejería de Educación de La Rioja ha contabilizado, a fecha de este martes, un total de 2.904 solicitudes de escolarización recibidas, de las que 1.748 se han registrado en centros públicos y 1.156, en concertados; y 1.646 se han producido en Logroño y 1.258, en el resto de la comunidad autónoma.

Así lo ha afirmado este martes el consejero de Educación, Cultura, Deporte y Juventud, Pedro Uruñuela, durante su comparecencia en el Parlamento de La Rioja para explicar el decreto de escolarización.

Uruñuela ha detallado que, teniendo en cuenta que aún no se han registrado en el sistema la totalidad de las solicitudes, por niveles, 2.039 de las mismas se han producido en la edad de 3 años; 124, en la 4-5 años; 256, en Educación Primaria; 311, en Primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO); y 174, en el resto de niveles de ESO.

Estos datos son "los normales y esperados, después de un proceso de escolarización que concluyó ayer, día 3, con total normalidad y sin incidentes reseñables de ningún tipo, para abrir paso ahora a los diferentes plazos de adjudicación de plazas escolares”, ha recalcado.

Además, ha anunciado que el proceso de escolarización de Formación Profesional (FP), tanto Básica, que está “en revisión”, como de Grado Medio y Superior, “se sacará, de forma probable, el próximo junio”; mientras que “las enseñanzas de régimen especial”, como las escuelas oficiales de idiomas y la ESDIR, “tendrán convocatoria el próximo septiembre”.

Uruñuela ha indicado que una de las novedades de este decreto es que “desaparece la demanda social como criterio fundamental a la hora de planificar la oferta educativa", ya que "la educación es un derecho y la demanda social es aplicar la filosófica del mercado a un derecho fundamental que tiene que estar al margen de lo que implica el mercado”.

La demanda social, ha proseguido, “tiene consecuencias no deseables, como la concentración de alumnos en centros ‘gueto’, con hasta un 50 por ciento del alumnado en el umbral de pobreza; y las limitaciones de espacio que tiene los centros, ya que caben los que caben”.

Ha destacado que “se han quitado puntos que se concedían antes, como el discrecional, que se podía dar a las familias por ser antiguo alumno, entendiendo que todo punto que dependa de situaciones particulares no podía ser universal”.

El consejero ha resaltado que este nuevo decreto busca “garantizar el derecho a la educación del alumnado en igualdad, mejorar la equidad y disminuir las discriminaciones negativas que pueda haber en cuanto al acceso a centros escolares, así como respetar la elección de los padres, en la medida de lo posible”.

“Hemos llegado al criterio de cuatro zonas educativas en Logroño, en las que siempre haya, al menos, un instituto; centros de Educación Infantil públicos; y centros concertados”, ha subrayado; así como que "todos los alumnos de la zona tengan garantizada la plaza con proximidad a su domicilio”.

Además, se ha referido a la novedad del “sistema de bombo único y nuevo baremo, más justo y equitativo para ordenar la demanda en aquellos casos en los que esta excede la oferta de plazas disponibles en un centro y que atiende, de forma prioritaria, a criterios como la selección de centro adscrito y la proximidad del domicilio”.

La otra gran novedad del decreto, ha dicho, es la creación de una Oficina de Escolarización Permanente de apoyo y asesoramiento, que desempeñará una función muy importante en el periodo ordinario como en el extraordinario; y que está integrada por una docena de representantes de toda la comunidad educativa, “para garantizar su absoluta transparencia”,