scorecardresearch

Los sindicatos policiales rechazan en Bilbao la 'Ley Mordaza'

EFE
-

Los agentes avisan de que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana lleva a un "oscuro escenario de incertidumbres" y critican que mientras la delincuencia sube en España, "estamos viendo cada días más agresiones a policías"

Los sindicatos policiales rechazan en Bilbao la 'Ley Mordaza' - Foto: H.Bilbao

Sindicatos de todas las policías se han concentrado unidos en Bilbao para mostrar su rechazo ante la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, la llamada Ley Mordaza, donde han advertido de que la delincuencia sube en el Estado y "todavía nos acosan más a los policías".

A la concentración, ante la subdelegación del Gobierno, han asistido los sindicatos policiales ErNE, Euspel, SIPE, AUGC, CEP, IGC, SPP, SUP, SVPE-PLES y UFP, que representan a los agentes de la Ertzaintza, Policía Nacional y Guardia Civil.

Los portavoces han sido Ramón Cossío (SUP, de la Policía Nacional), Roberto Seijo (ErNE) y Juan Carlos Sanz (SIPE), ambos de la Ertzaintza.

Cossío ha explicado que "garantizar la seguridad ciudadana con las herramientas a nuestro alcance cada vez se dificulta más, mientras en todo el país estamos viendo cada días más agresiones a policías, y legislativamente se sigue gobernado en otra dirección".

Las reformas de la ley que les dejan "más al descubierto son las grabaciones (a los policías) con dispositivos móviles, el hecho de que se puedan convocar manifestaciones de forma espontánea y las dos horas para la identificación" de un sospechoso.

"Imaginaos lo que puede suponer que aquí a las seis de la tarde se convoque una manifestación de extrema izquierda y a cien metros otra de extrema derecha y que la policía no tenga tiempo para organizar un dispositivo para garantizar el derecho a esa manifestación, pero también la seguridad de la gente que transita", ha descrito Cossió.

Otra caso práctico es el de identificar a una persona que va sin documentación y habrá que devolverla al lugar desde donde se le ha trasladado a comisaría. "Imagina que vamos a un bar a identificar a alguien que arma bronca, y tras identificarle, ¿tenemos que llevar al bar a ese señor a que lo vuelva a poner patas arriba?".

Seijo (del sindicato mayoritario de la Ertaintza, Erne), ha puesto el acento en la credibilidad: "si la palabra de un policía no vale nada, apaga y vámonos. Que intenten buscar mayores garantías jurídicas de los hechos nos parece bien, pero no que dejen en duda cualquier declaración de un agente de la autoridad".

La reforma "va a llevar a una falta de seguridad en nuestro trabajo diario y ello va a llevar inseguridad a la ciudadanía", ha subrayado Seijo.

Once organizaciones de la Guardia Civil, entre ellas JUCIL, la mayoritaria en el Consejo del Instituto Armado, han firmado un comunicado conjunto en el que avisan de que la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana conocida por sus detractores como Ley Mordaza abre un "oscuro escenario de incertidumbres" en el que solo ganan quienes quieren "derrocar el orden social establecido" mediante acciones violentas.

"De aprobarse esta reforma nos adentramos en un oscuro escenario de incertidumbres, con claro y peligrosos efectos secundarios para la convivencia y el Estado de Derecho. Con este cambio sólo ganan quienes no están de acuerdo con el orden social establecido y pretenden derrocarlo en las calles mediante accionistas violentas, ahora lo tendrán más fácil", apuntan.

A la concentración se ha sumado el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, para apoyar a todos los colectivos "en esta justa reclamación. La ley de la seguridad ciudadana de Sánchez pasa a ser la ley de la inseguridad ciudadana".

"No podemos permitir que los agentes queden desprotegidos con esta ley de Sánchez y sus acólitos independentistas", ha subrayado Iturgaiz, para quien es "sorprendente" que el PNV apoye la reforma.