scorecardresearch

El colegio como lugar más seguro ante el coronavirus

EP
-

La Rioja inicia el curso escolar con 52.166 alumnos en un día con tranquilidad tras la "gestión magnífica" del curso pasado en plena pandemia, según explica el director del CRA de Arnedillo, José Antonio Garrido

José Antonio Garrido, director CRA Alto Cidacos en Arnedillo

El director del Colegio Rural Agrupado (CRA) 'Alto Cidacos' de Arnedillo, José Antonio Garrido, ha afirmado, ante el comienzo del curso escolar, que se inicia hoy en La Rioja con 52.166 alumnos, que una de las novedades principales "es la casi tranquilidad, ya que se ha demostrado que los colegios son el lugar más seguro que existe" ante el coronavirus, ya que "se llevan las medidas a rajatabla".

Precisamente, este colegio ha sido elegido por el Gobierno riojano para inaugurar el curso escolar 2021-2022, en un acto al que ha acudido el consejero de Educación, Cultura, Deporte y Juventud, Pedro Uruñuela.

El director del centro de Arnedillo ha destacado el cumplimiento de las medidas para seguir haciendo frente al COVID-19, como la distancia social, el uso de mascarilla e hidrogel y "donde no falta la precaución, para lo que están los datos, ya que el curso pasado la gestión fue magnífica".

Garrido ha destacado que en el tercer curso que se va a convivir con la pandemia "hemos aprendido a llevar las medidas a rajatabla, a que los niños son los que mejor lo han hecho, que los casos que se dan en los centros llegan de fuera o que se han aplicado mal las medidas fuera", además de que "cuando ha llegado - el coronavirus- a un grupo estable un caso, normalmente las medidas han funcionado y no ha habido contagios en los colegios".

"Se le ha perdido un poco el miedo después de los dos año y pico que llevamos de pandemia a estar dentro de los colegios con esta situación", ha destacado.

No obstante, el director del CRA 'Alto Cidacos' ha lamentado que el curso pasado "tuvimos la desgracia de ser el primero que tuvo que ser un centro entero, en Herce, y un aula aquí en Arnedillo, ya que tuvimos tres focos de infección el mismo día". Garrido ha destacado que "fue un fin de semana frenético; el sábado por la mañana salió el primer caso, por la tarde otro foco, y el domingo funcionó a la perfección la inspección médica y se controló la situación".

"A partir de ahí - ha concluido Garrido- que fue de mala suerte todo rodó de maravilla, y el resto de curso funcionó perfectamente".