scorecardresearch

La UDL gana como antaño en Ferrol

M. A. G-S.
-

Un gol de Dubasin permite al conjunto riojano llevarse los tres puntos de A Malata para cerrar la primera vuelta en sexta posición con 31 puntos

Aridane, en la primera mitad, pelea por un balón dividido. - Foto: UD Logroñés

Ficha técnica:
 

Racing Club Ferrol: Gazzaniga, Loreiro, Fornas, David Castro, Pumar (Viacava, 84); Alayeto (David, 62), Álex López (Presa, 71), Fran Manzanara, Héber Pena; Dani Nieto (Luis Chacón, 71); y Nathan (Joselu, 71).

UDL: Serantes; Medina, Rueda, Simic, Pinillos; Castellano, David Ramos; Alfaro (Fer Cano, 84), Guarrotxena (Fran Rodríguez Gaitán, 90), Dubasin (Andoni López, 87); y Aridane.

Árbitro: Conejero Sánchez. Amonestó a Guarrotxena.

Gol: 0-1, M. 72: Dubasin, a puerta vacía tras asistencia de Alfaro.

Incidencias: encuentro correspondiente a la 19ª jornada disputado en A Malata. El Racing cierra la primera vuelta con 29 puntos, dos menos de los que suman los riojanos.

 

Dubasin le ha cogido el gusto a Galicia. Dos visitas del hispanobelga, dos goles del '14' y seis puntos para los riojanos que recuperaron la senda de la victoria en A Malata. La Unión Deportiva Logroñés recuperó las señas de identidad que ofreció en la primera parte del campeonato para sumar un triunfo de prestigio que le devuelve a las posiciones que importan. Los riojanos son sextos aunque empatados a todos con Unionistas, Celta B y Rayo.

No fue un gran partido de los blanquirrojos que tiraron de eficacia y pragmatismo. Ganaron de forma cínica, en su único tiro a puerta en la segunda mitad. Aunque hasta que Dubasin puso la puntilla, la UDL ofreció una imagen aseada. En el primer acto, no le perdió la cara al entretenido duelo que propuso el Racing. Tras la pausa, reculó y esperó. Sacó las uñas cuando tuvo que hacerlo. No hizo más, ni menos. Lo suficiente para llegar al ecuador de la liga con 31 puntos.

El Racing Club arrancó con fuerza, intimidando a una UDL que se dejó hacer. Mere Hermoso apostó por un once continuista que resistió bien a los ferrolanos. Los riojanos, agazapados, tardaron en salir de su campo pero cuando lo hicieron dispusieron de una buena ocasión, malograda por Pinillos en golpe franco.

La acción, sin consecuencias, sirvió en cualquier cosa para que el conjunto blanquirrojo se desperezara, discutiendo el domino de los locales, en un encuentro ahora ya equilibrado. No había ocasiones pero los riojanos proponían un poco más.

El Ferrol comenzó a recular y los riojanos se fueron a por el partido, actitud tantas veces echada en falta. Primero Alfaro no pudo irse de su par al borde del área pequeña pero, en la continuidad de la jugada, el extremo puso un balón preciso y precioso que Aridane, estirándose al máximo, no pudo cabecear. De haber impactado, hubiera sido el primero.

Los racinguistas se revolvieron aunque lo hicieron sin fortuna. Agitados por Héber Pena, Nathan levantó la cabeza y buscó a Serantes. Su remate no fue ni un disparo ni un centro. Resultó, en cualquier caso, la jugada más determinante del equipo de Cristóbal Parralo, que llevaba muchos minutos a la expectativa de los riojanos. Poco después, de nuevo Héber se entendió con el punta, esta vez Dani Nieto, y la UDL tuvo que conceder un córner.

El partido se descosió y el Racing Club de Ferrol tuvo la tercera, de nuevo guiado por Héber Pena. Su balón, en una gran contra local, fue rematado con dificultad por Nathan. Le salió un remate centrado, bien atajado por Serantes.

La UDL no se amilanó, respondiendo a renglón seguido con un disparo lejano de David Ramos. El remate, como la intervención de Gazzaniga, fueron espectaculares, a la altura de un duelo de lo más animado que llegó a su ecuador con un nuevo susto del cuadro gallego, bien repelido por la zaga riojana.

El descanso no sentó bien a gallegos y riojanos. El juego se enfrió, el ritmo se ralentizó y tanto ferrolanos como logroñeses propusieron un juego anodino sin sobresaltos para Serantes o Gazzaniga. A la hora de juego, un saque de esquina muy cerrado que no pudo rematar Nathan fue el primer atisbo ofensivo de los gallegos. Que, poco después, se plantaron al borde del área aunque Simic, consolidado en la titularidad, superó el duelo con Dani Nieto. El Racing crecía y la UDL reculaba.

El dominio, ahora sí, favorecía a los de la Ciudad Departamental aunque Serantes continuaba siendo un espectador de lujo. Pese a inclinar el partido a su favor, el Frrol no pasaba de ofrecer un fútbol anodino. Los riojanos no estaban para florituras aunque lucían todo el orden que les faltó en su última salida a Salamanca.

Cristóbal Parralo, a veinte del final, trató de agitar el encuentro con cuatro cambios mientras que a Mere Hermoso le daba pánico mirar a su banquillo. Mientras los locales se ordenaban tras la triple permuta, la UDL percutió para adelantarse en el marcador. Alfaro, lejos de la atención de su marcador, se adentró en el área con el timing suficiente para ver el desmarque de Dubasin que, sin oposición alguna, solo tuvo que empujarla.

Fue el primer zarpazo blanquirrojo de la segunda mitad pero fue suficiente. Nadie pudo decir que fuera injusta. Los riojanos recuperaban sus virtudes de antaño.

Aunque el Ferrol tenía veinte minutos para recuperar una unidad, su fútbol fue demasiado pedestre. Los riojanos no necesitaron ni parapetarse atrás para desactivar una propuesta tan inane. Un disparo potente de Joselu, taponado por Medina, fue una de las pocas aproximaciones de un Ferrol que cedió, sin oponer mucha resistencia, su privilegiada posición a los blanquirrojos que, con esta victoria, pusieron fin a su mal fario. Lo hicieron apelando al fútbol control del que hicieron gala al inicio de temporada y que, desde diciembre, les rehuía.