scorecardresearch

Atentos al mercado

Roberto Adrián Gil
-

Las bajas de Borja Aizpún y de Sergio Cordovín obligan a la SDL a reforzar la plantilla

Raúl Llona da instrucciones a sus jugadores durante un entrenamiento en Pradoviejo. - Foto: Óscar Solorzano

Los días pasan y el mercado de invierno empieza a moverse en la Primera RFEF, concretamente en los conjuntos de nuestra comunidad autónoma. En este sentido, la Sociedad Deportiva Logroñés es uno de los conjuntos riojanos que tiene más prisa por intentar cerrar incorporaciones.


La dirección deportiva blanquirroja ha comenzado el 2022 con potencia. El pasado miércoles, el conjunto que preside EduardoGuerra comunicó dos movimientos importantes de cara al futuro. Llegan renovaciones y salida sen forma de cesión para dar minutos a jugadores que no gozan de los mismos dentro de la entidad. Así, las salidas de Borja Aizpún y de Sergio Cordovín dejan fichas libres e invitan, por decirlo de alguna forma, a la SDL a otear el mercado de jugadores disponibles, ya sea libres o bien cedidos.


Así, el equipo de Raúl Llona, inmerso en plena crisis de resultados, se ha puesto manos a la obra y ya tiene definidas las posiciones a cubrir. La principal, anque no  sería determinante, sería la portería. La salida meses atrás de Becerra y la lesión de Jero ha hecho replantear la situación y buscar, si surge la oportunidad, la llegada de un tercer guardameta para evitar males mayores en el futuro. Eso sí, sería con ficha sub'23.


El lateral derecho podría ser otra de las zonas a reforzar. La salida de Aizpún deja un hueco bastante grande en una posición donde, salvo sorpresa, Sergio Cubero seguirá siendo el titular y donde un poco de competencia vendría muy bien. El extremo es otra comedura de cabeza para una SDL que cuenta con dos fichas sub'23 y otra senior a la espera de concretar más salidas.