"Pese al corto plazo, la primera vacuna Covid será segura"

Eduardo Palacios (Efe)
-

La inmunóloga y profesora de la UNIR Carmen Alvarez-Domínguez detalla que "los tiempos de desarrollo no son los normales", por lo que se puede garantizar su fiabilidad

Prueba de vacuna de la Covid en China - Foto: Europa Press

Diferentes farmacéuticas y gobiernos de todo el mundo afirman que en los próximos meses habrá una vacuna contra la Covid, aunque muchos científicos la retrasan a primavera de 2021, en una primera versión, que luego evolucionará y mejorará, aunque ya esa será segura.

Así lo ha asegurado a EFE la inmunóloga Carmen Alvarez-Domínguez, profesora de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) e investigadora en el desarrollo de vacunas en el Hospital Marqués de Valdecilla.

Cuando una vacuna salga a la calle desde un laboratorio será segura, ha afirmado esta experta, que trabaja desde hace más de dos décadas este campo, y que reconoce que "los tiempos de desarrollo" de la vacuna de la covid "no son los normales".

"Pero también es cierto que nunca ha habido tanta gente en todo el mundo trabajando en algo y con tantos medios", incide y por eso cree factible que en la próxima primavera puedan estar las primeras versiones de esa vacuna y también cree "pensar en que esté a final de este año es menos creíble".

Ha incidido en la importancia de que "se está investigando la covid-19 en todos los lados del mundo" y "nunca había habido tanta gente trabajando en un mismo objetivo".

Además ha incidido en que "se ha logrado una gran coordinación" porque "hay muchos equipos que trabajan en un campo pequeño del proyecto y luego se comparte, no hay duplicidades", ha asegurado.

Defiende el papel de las empresas farmacéuticas en el desarrollo de la vacuna "porque tienen medios a los que no llegan las universidades, los centros de investigación y prácticamente los gobiernos".

"Claro que son empresas que van a ganar dinero con la vacuna", reconoce "pero es que tienen que hacerlo, porque esa es la forma de que mantengan sus fuertes inversiones en investigación", explica.

Álvarez-Domínguez incide en darle "normalidad" a los problemas que surgen en el desarrollo de esta vacuna, "como en cualquier otra" y "de hecho, hasta es positivo que la fase de ensayos clínicos haya dificultades, porque en esa fase hay que tener toda la información posible".

Así, detalla, "podrá salir una primera vacuna que, aunque se haya desarrollado en un tiempo récord, será segura", afirma, porque se habrán superado esas dificultades.

"Claro que luego habrá una evolución de esa vacuna, como pasa con todas, que mejoran o incorporan otras cosas", detalla y cree que en el caso de la covid-19 "la evolución será el hacer compuestos que vayan a grupos específicos de personas" con determinadas patologías.

Pero tiene claro que "cuando haya vacuna, aunque sea la primera, va a ser segura y tendrá efectos secundarios mínimos" y recalca que "aunque haya opiniones en contra, no hay que tener miedo" a esa primera vacuna.

Cree que "lo que ocurre es nunca en la historia ha habido esta ansiedad por conseguir una vacuna".

Por eso "surgen determinadas opiniones en contra" pero "lo que hay que tener claro es que siempre va a ser mejor el efecto contra que lo que pueda pasar, hay más beneficios que riesgos" por lo que ella misma no tiene dudas de que se vacunará en cuanto sea posible.

Y defiende que, incluso aunque hay algunas que van más avanzadas, como la que produce la farmacéutica Astrazeneca, "otras también van a ser fiables, porque todo el mundo, salvo Rusia, trabaja con datos compartidos, para poder avanzar más".

El impulso a la vacuna de la covid-19 contrasta con la realidad de que "muchas otras cosas se han parado" algo que tiene un mayor efecto en España "donde la investigación ya arrastraba problemas desde hace tiempo" lo que ocurre es que "ahora se ha parado todo".

Admite que "en una situación como esta hay que concentrar los esfuerzos, porque estamos en una emergencia mundial" pero "mientras que hay países que en este contexto han aumentado las partidas para investigación, en España seguimos con migajas"

Así, incide, "aunque parezca que se hace un esfuerzo mayor, los recursos son pocos" y los investigadores los han cifrado en un 0,7 por ciento del PIB español "cuando para hacer las cosas bien debería llegar al 2 %".

"Ojalá aprendamos la lección y quiero ser optimista, aunque a veces está sensación de tropezar siempre en la misma piedra", incide la investigadora.

Ella misma vive los efectos de la situación generada por al falta de fondos ya que con el equipo en el que trabaja en el hospital Marqués de Valdecilla de Santander buscan fondos para las últimas fases del desarrollo de una vacuna contra la listeriosis, infecciones microbacterianas y por estrectococo.

De hecho creen que la vacuna sintética que desarrollan podrían tener aplicaciones contra la covid, por la respuesta inmune que han visto en ratones en laboratorio.

"Pero para seguir nos falta dinero", lamenta, al tiempo que espera que las propuestas que han llevado a varias farmacéuticas les ayuden a lograr el 1,5 millones de euros, que según sus cálculos, necesitan para terminar el proyecto "aunque, en cualquier caso, no vamos a parar", ha concluido la investigadora