scorecardresearch

El Casalarreina, un líder destacado

El Día
-

El equipo riojalteño disfruta de un gran momento mientras que el Haro, su vecino aguas abajo, sigue lejos de los puestos esperados.

El Haro se quedó, por tercera jornada consecutiva, sin marcar. - Foto: Antonio Corral

La Tercera riojana rompió el pasado domingo su indefinición en una quinta fecha liguera que sirvió para constatar que la alegría va por barrios o, mejor dicho, por pueblos. Mientras que en Haro no lo ven nada claro, en Casalarreina disfrutan de liderato.

Si en la 2019-20 el Casalarreina tocó el cielo con su clasificación para el 'play off', el equipo de José Manuel Trejo está firmando un gran arranque con 13 puntos de quince en juego.

Los aurinegros, que este fin de semana visitan al Arnedo, lideran el grupo XVI y lo hacen con un Alberto Baztán demoledor.

El punta ha firmado seis de los diez goles de los riojalteños. De hecho, el vitoriano lleva tantos goles o más que nueve componentes de la Tercera riojana.

Si en El Soto sueñan con poder disfrutar de una fase de ascenso (en la 2019-20 se jugó en Las Gaunas a puerta cerrada y, en esta ocasión, puede que se celebre en sede neutral), la directiva riojalteña es mucho más prudente y solo habla de la permanencia. El mismo discurso, por cierto, que entonaron hace dos temporadas, la mejor de la historia del club pese a la irrupción de la pandemia.

Si el Casalarreina, que vive días de vino y rosa, solo piensa en lo que puede deparar la sexta jornada, un par de  kilómetros aguas abajo la situación no es tan idílica. El Haro prtagoniza, transcurrido este primer mes de competición, la gran desilusión de la Tercera riojana.

El conjunto blanquinegro empató sin goles el domingo en Rincón de Soto y desciende a la décima posición con solo seis puntos.

La falta de gol es, precisamente, el gran problema de los jarreros que se han quedado ya sin marcar ante el Casalarreina, Anguiano y River Ebro. De hecho, Alberto Baztán triplica la capacidad goleadora de un Haro que solo ha festejado dos tantos en 450 minutos de juego.

Pese al mal inicio, los harenses tienen a un partido la quinta posición (Calahorra B, con 9 unidades), la última que da derecho a jugar por el regreso a Segunda RFEF. Este es el objetivo de mínimos de un Haro que sufre mientras los vecinos de aguas arriba sonríen.