scorecardresearch

La Rioja vuelve al colegio con ganas de 'normalidad'

Víctor Zurrunero
-

Más de 52.000 alumnos iniciaron el curso con las mismas medidas sanitarias que el anterior pero con el impulso de la vacunación

Los alumnos esperan para entrar de forma ordenada el colegio Vuelo Madrid-Manila de Logroño. - Foto: Óscar Solorzano

La ilusión y los nervios volvieron a ser el denominador común en el primer día de colegio para los 52.166 alumnos que iniciaron ayer el nuevo curso escolar en La Rioja. Una vuelta a la aulas que, por segundo año consecutivo, está marcada por la pandemia de coronavirus. Así, junto al material escolar, los estudiantes riojanos han sumado de nuevo las mascarillas y los geles hidroalcohólicos. 

Aunque el comienzo del curso escolar es similar al anterior en lo estético, el avance de la vacunación y los buenos resultados de los protocolos el año pasado, marcan un escenario diferente, donde la incertidumbre cede espacio a la esperanza.

 

Inauguración del curso escolar. El consejero de Educación, Pedro Uruñuela, inauguró ayer el curso escolar  2021/2022 con un acto que se desarrolló en el CRA Alto Cidacos de Arnedillo. Un lugar simbólico, ya que este centro fue el primero donde el año pasado hubo que poner en cuarentena a un aula completa en La Rioja. 

Durante el acto, Uruñuela agradeció a toda la comunidad educativa «el ejemplar trabajo que desarrollaron durante el curso pasado en las complejas circunstancias de la pandemia». Además, recordó que, a pesar de que este curso comienza con unas condiciones más favorables, «sigue siendo fundamental no bajar la guardia y seguir cumpliendo con las medidas de seguridad» 

Uruñela también afirmó que este curso «tenemos el reto colectivo de lograr que se desarrolle al 100% en las aulas y en condiciones de normalidad».

La Rioja cuenta con 1.492 alumnos de Infantil y Primaria repartidos en sus CRA. El consejero destacó  que una «oferta educativa moderna, estable y de calidad» ayuda a fijar población en el medio rural y a animar a otros a que establezcan su residencia en esos lugares. 

Uruñuela avanzó ayer alguna ideas del Plan de Escuela Rural del Gobierno de La Rioja, que prevé implantar a lo largo de este curso y siguientes como la bajada de ratios para evitar el cierre de las escuelas o el desarrollo de la Formación Profesional en el entorno rural, entre otras. 

Posteriormente, el consejero se trasladó a la localidad de Alfaro, donde visitó el CEIP Obispo Ezequiel Moreno y el IES Gonzalo de Berceo. 

 

Menos distancia y recreos más sociables. El inicio del curso escolar sigue marcado por las mismas medidas sanitarias que el pasado, aunque presenta dos novedades. Por un lado, se reduce la distancia de 1,5 metros a 1,20 en el aula, y por otro, los grupos de convivencia del mismo nivel pueden compartir espacio en el recreo. «El año pasado estaba sectorizado completamente», recuerda el director del CEIP Vuelo Madrid-Manila, Miguel Galán, quien considera que para los niños «es mejor porque pueden interactuar y tienen más espacio». El curso en este centro logroñés comenzó «un poco más organizado que el año pasado porque todos conocían ya las medidas», asegura Galán quien destaca que los alumnos son un ejemplo porque han interiorizado muy bien el uso de la mascarilla y los geles. 

En el colegio Sagrado Corazón de Arnedo el curso también arrancó con normalidad y manteniendo las medidas del curso pasado. «Los chicos han vuelto muy contentos y con muchas ganas», explica Elena Jiménez, Jefa de Estudios del centro. 

«Afrontamos el curso con energía renovadas, con la esperanza de que todo va a ir bien» afirma la presidenta de Escuelas Católicas de La Rioja, Ana Isabel Preciado.

 

Los padres valoran la presencialidad. «Valoramos positivamente la presencialidad, porque ya se vio que los pocos casos de semipresencialidad no llegaron a funcionar adecuadamente el año pasado», afirma Marisol Galilea presidenta de la Federación de Padres de Alumnos de centros públicos (FAPA), quien apunta la preocupación de los padres por las actividades extraescolares, cuya programación depende de los equipos directivos de los centros. «Queremos que desde la Consejería entiendan que son necesarias y digan a los centros que las permitan, siempre con seguridad». 

Por su parte, el presidente de la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), Carlos Torres, también valora la presencialidad y asegura que «estamos con la esperanza de que con la vacunación y los protocolos nos vayamos acercando cada vez más a  esa ‘normalidad. Torres critica que las dotaciones dirigidas especialmente para reforzar  al personal docente van a ir «exclusivamente a la pública». 

 

Recurso para el personal de refuerzo. Desde el sindicato Anpe valoran el trabajo realizado por los equipos directivos para preparar este curso, así como el trabajo realizado durante el curso pasado. «El resultado fue muy bueno», afirma el presidente autonómico de Anpe en La Rioja y reivindica la importancia de mantener el profesorado de refuerzo.

Gonzalo González, secretario general de Fsie en La Rioja, también destaca la gestión de los casos Covid durante el año pasado y anima a la vacunación de familias y alumnos, aunque lamenta que «la provisión de profesorado adicional para desdobles se aplique, también para este curso, solo para la enseñanza pública».

 

Villamediana inicia un curso «histórico». Por primera vez, los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de Villamediana cursan sus  estudios  en  la  propia  localidad  sin  tener  que  desplazarse  a  Logroño. Ayer comenzaron las clases en el  Centro  Joven Municipal; espacio  que acogerá a los alumnos de forma provisional hasta la conclusión de las obras de ampliación del CEIP Gonzalo de Berceo, previstas para inicio de año. 

La  alcaldesa de Villamediana,  Ana  Belén  Martínez, calificó este  inicio de curso de «histórico, al tratarse de una larga    y  trabajada  reivindicación  de diferentes colectivos, que por fin, ha sido escuchada por la Consejería de Educación».