scorecardresearch

Los vendimiadores sí cumplieron su papel

Feli Agustín
-

Abel Alonso y Andrea Morán, entre la emoción y los nervios, ofrecieron el primer mosto a la Patrona en representación de todos los riojanos

Las dos jarras del primer mosto, a los pies de la patrona. - Foto: Ingrid Fernández

En estos sanmateos, en lo que casi todo es diferente, el acto central de la fiesta, la ofrenda del primer mosto a la Virgen de Valvanera para que vele por la vendimia y la calidad de sus frutos poco ha tenido que ver con lo que tradicionalmente se ha organizado para honrar a la patrona de La Rioja.

La ausencia de las uvas depositadas en el tinanco por los niños de Logroño y representantes de las comarcas de La Rioja se suplió con dos jarras de mosto, emplazadas a los pies de la Virgen por los Vendimiadores, Abel Alonso y Andrea Morán, dos figuras que ‘se han salvado’ de los ‘recortes’ festivos.

Con emoción y orgullo, la Vendimiadora,Andrea, destacó la emoción que le suponía participar en la ofrenda del primer mosto a la Virgen de Valvanera y representar «a todos los logroñeses» que no podían ser protagonistas de dicho acontecimiento.

El Vendimiador, Abel, confesaba en el prólogo de uno de los acontecimientos más importantes de su vida que se encontraba «bastante» nervioso, a la par que «contento y ansioso» al poder realizar un acto al alcance de muy pocos.

Se refería a lo «impresionante» del acontecimiento  y, a pesar de no poder desarrollarse como en años precedentes,Abel destacaba de que la simbología estuvo en todo momento presente.

«Se trata de un paso adelante hacia la nueva normalidad», afirmó el Vendimiador, coincidiendo con la impresión de su compañera. «Es lo más simbólico de San Mateo, los vendimiadores, las figuras que nosotros representamos, el mosto, la uva», señalaba una emocionada Adriana, con el honor de ofrecérselo a la Patrona.

De angustia a esperanza. La Virgen de Valvanera fue también la figura la que apeló el obispo emérito de Alajuela  (Costa Rica), natural de Pradejón,  Ángel San Casimiro, que se encargó de oficiar la Eucaristía, que fue amenizada por el Orfeón Logroñés.

«Le pedimos a la Virgen que transforme esta angustia que llevamos tiempo viviendo en esperanza, alegría y gozo», imploró el obispo que, a la vez, pidió que dote a los ciudadanos de «sensatez» para seguir las normas marcadas  por las autoridades.

«A Dios rogando y con el mazo  dando», exclamó el sacerdote, que fue apoyado por otros ocho religiosos durante la celebración de  una misa en la que se leyó un pasaje del Evangelio según san Mateo, el «publicano».

Invitó al disfrute moderado y gozoso del vino, y otros frutos del campo para que seamos «más solidarios», justo durante la ofrenda del primer mosto de la cosecha 2021 a la patrona de La Rioja, el  acto  central de unas fiestas en las  que el logroñés de Festejos, Kilian Cruz, se mostró «doblemente ilusionado».

«Estamos ya pensando en el futuro», afirmó.