Andreu asienta en la lengua el motor de avance de La Rioja

Feli Agustín
-

La presidenta convierte el acto institucional del Día de La Rioja en un evento en el que se revaloriza el idioma como herramienta de conectividad y de valor económico con San Millán como «cuna del español del siglo XXI»

Concha Andreu, en su intervención en San Millán. - Foto: Óscar Solorzano

«Las palabras son nuestra constitución. Las palabras nos constituyen. Y  nos comprometen. A ellas nos debemos y por ellas nos debemos a  quien se las dirigimos». Concha Andreu, presidenta del Gobierno de La  Rioja articuló ayer su discurso institucional del Día de La Rioja sobre la  palabra, «instrumento de la comunicación», un modelo de «conectividad,  de alumbramiento. Una construcción», cuyo valor se ha reforzado, aún más si cabe, durante la pandemia, que ha puesto de manifiesto el valor de la comunicación, «del puente que las palabras tienden con los seres queridos y con aquellos de los que necesitamos ayuda o hemos de prestársela».

En presencia de su Gobierno, diputados regionales, y otros  representantes de la sociedad riojana, desde San Millán, cuna del  español, Concha Andreu asentó en la lengua el motor de avance de  esta tierra hacia el futuro. «Este valle ha de ser un gran libro abierto a  las páginas del pasado, a las páginas en curso del presente y a las páginas en blanco del futuro», afirmó la presidenta.

«Este valle emilianense ha de ser, y así lo estamos procurando e ideando desde el Gobierno de La Rioja, un texto de textos; un enclave no solamente regional, sino nacional y mundial, de la lengua   española;   de   las   palabras   que   nos   han   construido   y auxiliado», afirmó Andreu, que quiere convertir este lugar en un punto de encuentro del ámbito hispano-parlante en cualquiera de sus   manifestaciones:  el   aprendizaje,  la  reflexión,  el   diálogo,  la creación,   la   empresa,   la   formación,   el   turismo   idiomático   y   la transmisión de conocimientos. En definitiva, en la     cuna del español del siglo XXI en un en un contexto global y digital, dijo Andreu en un acto cuyo hilo conductor fue la lengua, acompasada por interpretación de diferentes piezas por parte de la Banda Sinfónica de La Rioja.

El Valle, a Europa. A Andreu le ha debido animar en su confianza en que San Millán se convierta   en   el   espacio   «en   el   que   actualmente estamos   registrando   e imprimiendo presente y futuro», la confirmación por parte del Gobierno de España de que uno de los cuatro proyectos para obtener fondos de la Unión Europea para la recuperación económica poscovid,  Enorregión, Ciudad del Envase, Territorio Digital de Servicios y Valle de la Lengua, precisamente el que hace referencia al idioma, va a recibir cuantía del programa Next Generation.

En concreto, el proyecto Valle de la Lengua se incluye en el componente 16 de los 30 en los que se   ha   distribuido   el   Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Ejecutivo de Pedro Sánchez envió a Bruselas,   denominado   Estrategia   Nacional   de Inteligencia   Artificial,  dirigido   a   coadyuvar   en   la   transformación tecnológica, económica y social del país para, entre otros fines, reducir la brecha de género, la   digital, apoyar la transición ecológica y la vertebración territorial. 

En este componente, que persigue situar a España como país puntero en inteligencia artificial, es en el que una de las facetas que contempla el proyecto Valle de la Lengua entra a formar parte, la focalizada en industrias del conocimiento y las oportunidades de negocio que puede generar el español. 

Fundación Dialnet, que ayer recibió una Medalla de La Rioja, ha de jugar un papel fundamental en ese proyecto que alumbrará el Gobierno de España, que creará una plataforma de datos     y tecnología denominada Centro de Inteligencia Artificial en español para poner a disposición de las impresas «una importante cantidad de recursos» que les permita hacer uso   de   estas   tecnologías   y   beneficiarse   de   ellas,   como   datos, herramientas o algoritmos. Con este fin, se creará un consorcio formado por el gobierno, universidades, empresas y entidades culturales, inversores y desarrolladores,  que incluirá, según se recoge de manera textual, la participación del Gobierno de La Rioja en el marco del proyecto Valle de la Lengua. Bajo el lema ‘Carácter riojano’, la lengua imprimió su marchamo  en un acto  en el que el video de apertura concluye con una joven recibiendo un mensaje en el movil mientras contempla uno de los códices de San Millán.