La UDL es el equipo de moda

M. A. G-S.
-

Un golazo de Roni basta para que el conjunto riojano se supere a sí mismo y sume su quinta victoria seguida

La UDL es el equipo de moda

La Unión Deportiva Logroñés es el equipo de moda. De eso no hay duda. Un zarpazo de Roni, su tercero en liga tras una gran acción personal, bastó para derrotar a un Tenerife que lleva aturdido desde el viernes. Los tinerfeños ganaron a llegadas. Los logroñeses lo hicieron a pegada. Y el fútbol son goles y no hay nadie que los administre mejor que los blanquirrojos.

Todo comenzó con una semana fantástica que se amplió a quincena fenomenal y va camino de mes estratosférico. Eso sí, la mala noticia es que noviembre se acaba en apenas una semana. La buena, que los riojanos aún disfrutarán de dos encuentros, ante Albacete y Mallorca, para alargar hasta el infinito su racha.

El Tenerife, que lleva un pésimo trimestre, acentuado por el despropósito de la madrugada del viernes, salió mandón, apremiado por la necesidad de convencer a sus aficionados y convencerse a sí mismo de que su clasificación es circunstancial.
Los canarios acumularon méritos pero sin concreción. A cantidad, ganaban. Pero la mejor ocasión local se estrelló en la madera. El disparo de Moore, como sucediera ante el Sabadell hace una semana, fue el acicate que necesitaban los de Sergio Rodríguez.
A la media hora, la UDLse desperezó, encontró a Roni y el asturiano hizo el resto. Firmó su tercera diana, en una gran acción que, a la postre, definió la contienda.

El Tenerife se quedó sin capacidad de reacción. La buscó en el descanso aunque la efectividad no es la mejor virtud del equipo de un Fran Fernández muy cuestionado.

Los riojanos, defendían con oficio, a la espera de que amainara el dominio local. Cuando el Tenerife lograba superar el buen entramado defensivo riojano, Santamaría evitaba males mayores.

El Tenerife era retórico, la UDL mucho más directa como lo demostró primero Iñaki con dos centros cargados de cicuta y después Bogusz con un gran remate de volea, desde la frontal, nada más entrar.

Los chicharreros aumentaron su intensidad ofensiva con salvas de la distancia que se fueron no muy lejos del meta navarro. Primero Bermejo, después Vada y, la mejor orientada, la única que fue entre los tres palos, la repelió con decisión Santamaría.
Los blanquirrojos dormieron el partido, al Tenerife le pudo la impaciencia y, como sucediera ante el Cartagena o el Sabadell, no hubo ni carga final. Una falta desde la frontal mal botada por Vada fue el último aldabonazo de un Tenerife desnortado. 

 

Una racha infinita. Los riojanos han encadenado su quinta victoria consecutiva algo que hasta la fecha no ha conseguido ningún equipo en la Liga SmartBank. Los riojanos sumaron su primera victoria en Segunda en la quinta jornada. En ese mismo fin de semana, el Oviedo, en el derbi astur, cortó la racha de triunfos consecutivos del Sporting de Gijón, que arrancó la temporada encadenando doce puntos consecutivos ante la Unión Deportiva Logroñés, Cartagena, Girona y Almería.

Los riojanos suman ya cinco gracias. Por el camino han quedado Oviedo (2-3), Alcorcón (1-0), Cartagena (0-1), Sabadell (1-0) y Tenerife (0-1).