scorecardresearch

Los talibanes confirman la separación por sexo en universidades

Europa Press
-

El ministro de Educación Superior asegura que el permitir a hombres y mujeres estudiar juntos en el mismo espacio "entra en conflicto con los principios del islam", por lo que los centros deberán partir las aulas o establecer horarios diferentes

Una mujer con burka en Mazar e Sharif - Foto: ADRIEN VAUTIER / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Los talibán han confirmado este domingo que permitirán que las mujeres sigan acudiendo a las universidades, aunque deberán hacerlo en clases segregadas o turnos distintos de los hombres porque consideran que así se respetan "los principios del islam".

El nuevo ministro de Educación Superior, Abdul Baqi Haqqani, ha asegurado que compartir espacios "entra en conflicto con los principios del islam", así como con "los valores nacionales". "Va en contra de las costumbres y tradiciones de los afganos", ha esgrimido en rueda de prensa.

Así, las facultades que dispongan de espacios suficientes deberán separar a los alumnos por sexos y, en caso contrario, partir las aulas o establecer horarios diferenciados.

El nuevo régimen talibán también ha anunciado un nuevo código de vestimenta y ha avanzado que, para las alumnas, se intentará contratar a profesoras también mujeres. Si no se puede, ha explicado Haqqani, los hombres podrán asumir la docencia siempre y cuando se sigan los criterios de la sharia o ley islámica.

El papel de las mujeres en el nuevo escenario afgano ha sido motivo recurrente de preocupación, como han expresado grupos de afganas que han salido a las calles pese a la creciente presión talibán. Reivindican su derecho a conservar las libertades adquiridas en las últimas dos décadas.

Los insurgentes impidieron a las mujeres asistir a clase durante su régimen anterior (1996-2001) y, aunque han prometido que no volverán a esos tiempos, ya han dejado claro que su estricta visión de la sharia estará por encima de cualquier otra consideración en materia de libertades y derechos. Su gobierno provisional, de hecho, no incluye a ninguna mujer.