scorecardresearch

San Cosme y San Damián siguen confinados

Bárbara Moreno
-

Arnedo lleva dos años sin poder celebrar el Robo de los Santos y sin estrenar el título de bien de Interés turístico Nacional concedido en 2019

San Cosme y San Damián siguen confinados

 

San Cosme y San Damián siguen confinados, pero pueden recibir visitas. Los santos mártires, y casualmente médicos, llevan dos años sin salir a las calles de Arnedo para celebrar el tradicional Robo de los Santos. Pero tampoco se ha festejado el tradicional Rosario de la Aurora, donde miles de arnedanos y navarros, de Andosilla, cantan desde la madrugada aún de noche canciones y sacan a los santos por las calles de la ciudad. El año pasado hubo pandemia, y este año, por seguridad, desde el Ayuntamiento han decidido no hacer tampoco la procesión, y oficiar solo la misa. A la Parroquia le hubiera gustado haber sacado a los santos a una gran plaza de Arnedo, y haber oficiado allí la misa para muchos más arnedanos, y haber hecho una ofrenda en el exterior, pero definitivamente no ha podido ser. 

Y así, con el aforo limitado en la Iglesia de San Cosme y San Damián, cientos de arnedanos acudieron a la misa de las doce con sus mejores galas en este día principal de las 'no fiestas', y muchos se tuvieron que quedar en la calle. Eso sí un sacerdote salió a la calle a dar de comulgar.

El alcalde de Arnedo, Javier García, hizo una ofrenda a los Santos de un bonito ramo de flores, y acompañando al alcalde en la Eucaristía estuvo la consejera de Agricultura, Eva Hita, y el alcalde de Andosilla, Javier Sanz. Desde el Ayuntamiento se había cursado invitación a Presidencia tanto del Gobierno de La Rioja como del Parlamento de La Rioja, pero ni Concha Andreu ni Jesús María García pudieron acudir. Y por parte del Partido Popular, el diputado Alfonso Domínguez acompañó a los concejales de su partido.

El obispo de Costa Rica, Ángel San Casimiro, natural de Pradejón, fue quien ofició la misa. Dedicó la eucaristía a todo el personal sanitario del mundo porque “han entregado su vida por sus hermanos”, haciendo un paralelismo precisamente con los hermanos médicos Cosme y Damián, los que, “ no solo trasladaron la ciencia que aprendieron a los demás, sino también el amor que todo lo cura”.

Precisamente justo antes de la pandemia, en noviembre de 2019, el robo de los Santos fueron declarados de Interés Turístico Nacional por el Gobierno de España. Tras unos trámites de solicitud que comenzaron en 2013, en 2019 llegó esta distinción, pero no se ha podido estrenar como tal, porque llegó la pandemia. 

Para el alcalde de la localidad, Javier García, el de ayer era un día de “sentimientos encontrados, por un lado hay tristeza por no poder sacar la procesión del Robo de los Santos, por lo que tendrá que esperar esa declaración nacional de interés, pero por otro lado estamos animados porque es un día de luz”. El alcalde recordó que “hace un año estábamos mucho más tristes con una ola vírica muy importante, y ahora estamos viendo la luz al final del túnel”. El alcalde quiso agradecer su presencia al obispo, a todos los sacerdotes y a los navarros. Y deseó que al año que viene, “no solo en septiembre, sino en marzo, podamos recuperar toda la actividad festiva”. Los Santos Cosme y Damián lucieron en esta ocasión de forma especial en el altar del templo que lleva su nombre, acompañados del pebetero con la placa que el Ayuntamiento hizo el pasado 14 de marzo, un año después del inicio de la pandemia, en memoria de todas las víctimas del covid. Y, aunque sigan confinados, no tanto los arnedanos que están viviendo unas 

fiestas por las calles con más ganas que nunca.

Y tras cantar un emotivo himno de los santos, esta vez sin auroros ni navarros, pero con lágrimas entre algunos asistentes, los santos médicos confinados tendrán que salir el próximo 27 de septiembre, porque eso significará que ha llegado la normalidad verdadera.

 

Autroaño sí que sí

 "Riojanos y navarros, lo volveremos a vivir al año que viene, no lo olvidéis”, aseguró Montse Altozano. Esta es la pregonera navarra que cada 27 de septiembre deleita a los arnedanos desde el balcón del Ayuntamiento con una lista de motivos leídos con su particular humor por los que se van a llevar a los santos a Andosilla. Así narra acontecimientos vividos en ese año en la ciudad del calzado con sorna. El año pasado no se celebró nada, y este año ha querido subir al altar de la Iglesia, una vez acabada la Eucaristía, para decirles a los santos con 'guasa'  que aunque los arnedanos los tengan encerrados durante dos años, los navarros siguen queriéndolos. Eso sí, también consideró que la palabra 'autroaño' había perdido el significado. Si bien, es el deseo de todos, el que precisamente a otro año los santos vuelvan a salir a las calles. También tomó la palabra un miembro del Grupo de Auroros de Andosilla, José Osa, quien dijo que le hubiera gustado que aunque fuera les hubieran invitado a la misa. En cualquier caso, quiso reivindicar a sus santos, y solicitó con ironía cambiar el nombre de "el Robo de los Santos” por “ la recuperación de los Santos”, “ porque son nuestros”. Fue quizás un robo más verbal que físico por las calles de Arnedo en este año de transición en el que, como también dijo Osa, “estamos viendo la luz al final del túnel”.