scorecardresearch

El parte de guerra tras la victoria blanquirroja

M. A. G-S.
-

Pelayo, Lozano, Caneda y Jon Ander, bajas en una heroica y diezmada SDL

El conjunto riojano festeja ante su afición la remontada ante el Talavera. - Foto: SD Logroñés

Miguel Ledo (Logroño, 1990) fue el gran protagonista de la segunda victoria de la Sociedad Deportiva Logroñés en el estreno de la Primera RFEF. El capitán blanquirrojo necesitó 35 minutos para dejar su sello en la categoría, la cuarta en la que juega con el conjunto blanquirrojo con el que debutó en Regional Preferente en la 2009-10.

El símbolo de la Sociedad Deportiva Logroñés no estaba llamado a participar en el encuentro pero las molestias de Pelayo le dieron la oportunidad de estrenarse en Primera RFEF. A diez para el final, el capitán pateó a la red un saque de esquina sibilino de Sandoval que la zaga talaverana no supo repeler.

Fue el colofón a un encuentro descontrolado en el que la SDL se encontró, por así decirlo, con tres puntos que parecían perdidos. 

Pero tras la batalla, el parte de guerra blanquirrojo es considerable aunque el equipo de Raúl Llona puede presumir de llevar más puntos de los esperados a estas altura de la temporada. 

La remontada ante el Talavera (3-2)permite además encarar con optimismo la doble salida cainita que aguarda a los riojanos que visitan este viernes Riazor y que el domingo 10 de octubre ejercerán de visitantes en Las Gaunas.

Los blanquirrojos llegarán con la moral por la nubes para estos dos encuentros aunque físicamente la plantilla de Raúl Llona se encuentra exigida al máximo.

En vísperas del encuentro ante el Talavera, rival directo a priori por la permanencia, se conocieron las bajas de Caneda y Jon Ander Pérez.

No hay parte médico aunque ambos sufren dos esguinces que les obligan a guardar reposo. No están descartados para el compromiso del viernes aunque no es cuestión de tomar riesgos en casa del Deportivo.

Jaime Paredes tampoco se vistió de corto, aunque sí que formó parte de la convocatoria (también lo hizo Sergio Cordovín, que ya tiene el alta médica tras su grave lesión). Su lugar en el once fue ocupado por Llàcer.

Pese a estas tres ausencias significativas, los riojanos dieron la cara ante el equipo cerámico y eso que la primera parte dejó la lesión de Emilio Lozano. El centrocampista, que fue sometido ayer a diferentes pruebas, arrastra un esguince aunque se desconoce el alcance del mismo.

Pelayo, en su tercer partido a las órdenes de Raúl Llona, tampoco pudo acabar el partido. El asturiano fue sustituido en el descanso aquejado de  molestias en la ingle. El preparador logroñés optó por no arriesgar y Ledo no dejó desaprovechar la oportunidad.

Junto al capitán Ledo, el gran protagonista de la victoria ante el Talavera fue Jero Lario, uno de los jugadores agredidos en la noche del miércoles. El portero lorquino no quiso perderse la cita y fue, una vez más, de los mejores, tirando de reflejos en la segunda mitad y cerrando la puerta del gol a los atacantes manchegos.