scorecardresearch

El teletrabajo se dispara en España un 74% por temor al contagio

Agencias
-

Un millón de asalariados se han sumado a este sistema desde que se desató la pandemia, con más de 2,86 millones de empleados, pero aún así continúa por debajo de la Unión Europea

Miles de personas de las grandes ciudades trabajan ahora desde zonas rurales. - Foto: PABLO MARTÍN

El número de personas que teletrabajan en España, al menos de manera ocasional, alcanzó a finales de 2020, el año de la COVID-19, la cifra récord de 2,86 millones, un 74,2% más que a cierre de 2019, lo que supuso un aumento en valores absolutos de más de millón de trabajadores respecto a las cifras del año anterior, según un estudio de Adecco a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

De esta forma, el volumen de asalariados que trabajaban a distancia a cierre del año pasado se situó en el 14,5% del total de ocupados, frente al 7,9% de 2019, cuando solo algo más de 1,5 millones de personas teletrabajaban en el país al menos ocasionalmente, la mayoría en las comunidades autónomas de Galicia, Extremadura, Cataluña y Baleares.

Desde entonces, con la desescalada y la nueva normalidad, el total de teletrabajadores se ha ido moderando hasta alcanzar a cierre de 2020 los 2,86 millones de personas, el 14,5% del total de ocupados.

No obstante, Adecco subrayó en su informe que, pese a la significativa expansión del teletrabajo a lo largo de los últimos meses, esta modalidad laboral en España del 14,5% aún está por detrás de la mayoría de los países de su entorno que se sitúa en el 21,5%.

Entre los países europeos, Suecia y Holanda encabezan la clasificación, pues tienen a más del 40% de sus ocupados trabajando a distancia. Les siguen, con más del 35%, Luxemburgo (37,5%) y Finlandia (33,5%).

En los Estados vecinos, la proporción de estos profesionales también es superior a la española, con Francia en una tasa del 28,3%, y Portugal, con una tasa del 20,7%. Solo Italia cuenta con una proporción menor de teletrabajadores que España (9,8%).

Según el informe de Adecco, la evolución del trabajo a distancia ha tenido un comportamiento dispar por comunidades, pese a que todas lo han incrementado respecto a 2019.

Madrid y Cataluña han multiplicado en un año por más de dos su cifra de teletrabajadores. De hecho, en la capital se ha triplicado. En cambio, Aragón, Extremadura y la Comunidad Valenciana presentan incrementos inferiores al 20%.

De este modo, explicó Adecco, la presencia del teletrabajo se ha concentrado en Madrid y Cataluña, que han pasado de tener un tercio del total de teletrabajadores del país a la mitad. Si se suman Andalucía y la Comunidad Valenciana, estas cuatro autonomías han pasado de tener el 60% del total de teletrabajadores al 70%.

El informe reveló, además, que casi uno de cada cuatro puestos de trabajo suprimidos durante la pandemia eran a jornada parcial. La proporción de ocupados a tiempo parcial en el total de trabajadores cayó hasta el 14%, seis décimas menos que hace un año y su menor tasa desde junio de 2012.