Cuando ETA llama a tu puerta

EFE
-

La actriz Susana Abaitua da vida a Nerea, una de las protagonistas de 'Patria', sin duda la mejor serie de televisión de este 2020

Cuando ETA llama a tu puerta

Es, sin duda alguna, la serie del año, Patria, la adaptación del superventas de Fernando Aramburu sobre el terrorismo de ETA a través de dos familias enfrentadas. Ha sido un gran reto para la actriz Susana Abaitua: «Interpretar un personaje casi de los 16, 17 años, hasta los 30 y largos ha sido muy difícil».

La vitoriana, de 30 primaveras, se describe como «pura pasión, nervio, kamikaze y activa». Con solo 14 años le propuso a un profesor de teatro darle clases de baile (su madre tiene una escuela de danza) si él le daba de interpretación, y a los 17 años se fue a Madrid a probar suerte para el casting de una película en la que acabó participando.

«Jamás se me olvidará ese papel que hice, aparte de que el primer personaje siempre te va a acompañar en tu carrera y será el más especial, es porque con apenas 17 años me raparon la cabeza entera. Me metí de lleno, a la locura», cuenta Abaitua entre risas.

Esa energía, exigencia y esfuerzo por la interpretación le ha llevado a trabajar en 11 películas, series y obras de teatro con papeles secundarios y protagonistas. Hasta ahora el más conocido es el de la serie Sé quién eres pero, sin duda, Patria marcará un antes y un después en su carrera.

«Fíjate que cuando me leí el libro, el personaje de Nerea era el que más juzgué», asegura la actriz, que no entendía que habiendo sido asesinado su padre, la chica no asistiera al funeral.

«Pero después de interpretarlo, mi perspectiva sobre él ha cambiado por completo. Es un personaje muy bonito, de esos que suponen un reto de interpretar porque sufre mucho y, la verdad, es que ha sido una maravilla meterme en la piel de ella», destaca la vasca, a la que no le faltan proyectos por delante dado el éxito de la ficción nacional, todo un pelotazo.

La serie, que se estrenó a nivel internacional en HBO el pasado 27 de septiembre y que previamente se proyectó en el Festival de San Sebastián (todo un éxito en ambos casos), cuenta la Historia del País Vasco a lo largo de tres décadas, marcadas por el terrorismo de ETA, y lo hace a través de los ojos de dos familias que han quedado divididas por culpa de la violencia terrorista.

Abaitua apunta que la ficción -compuesta por ocho capítulos de una hora de duración, que ya se encuentra bajo demanda- «no es una historia de buenos y malos, es una narración de lo que ha ocurrido de verdad, que cuenta que la violencia hiere a todos».

Para poder «interpretar a la perfección» a Nerea, la actriz vasca se tuvo que documentar previamente -a pesar de «tener la ventaja» de que es de Euskadi y, de contar con «familia y amigos» que conocen lo que pasó de primera mano-. Aunque lo que más le ayudó fue el trabajo que hizo con un psicólogo para «llegar a entender ese shock por el que está pasando» la muchacha a la que da vida con toda convicción.

Curtida en las tablas y delante de una cámara, ya sea haciendo cine o televisión, la actriz no tiene muy claro la modalidad en la que le gusta más desarrollar las tramas de los personajes, aunque sostiene que cada de ellas una tiene «sus cosas especiales».

Grandes pasiones

«Adoro hacer teatro. He trabajado mucho y he girado con varias compañías y me encanta. Tiene esa droga para el actor del aquí y ahora con mucha verdad, pero la tele y el cine también me encantan. Las series tienen una cosa maravillosa que es que te permiten desarrollar un personaje mucho más de lo que lo puede hacer el teatro o lo que te deja el cine», apunta.

Aunque el género en el que más se mueve, y el que más le gusta, es el drama, tiene muchas ganas de probar cosas nuevas, papeles con personajes que le atrapen desde el principio: «Me atraen mucho los personajes complicados psicológicamente hablando. Lo turbio, con bastantes problemas emocionales, eso me gustaría hacer».

Sin embargo, lo que realmente decide a la vasca a la hora de escoger un trabajo o no es que el personaje tenga «algo mágico que la atrape». «Busco guiones que hagan que se me mueva algo dentro y poder decir quiero que de mi boca salgan estas palabras».