Hostelería suma la mitad del trabajo destruido

Feli Agustín
-

Los 1.523 empleos nuevos, sobre todo en educación y salud, no compensan la sangría en este sector e industria, que resta 839

El presidente de los hosteleros confía en que el Gobierno no adopte hoy medidas que afecten al sector. - Foto: Óscar Solorzano

La Seguridad Social ha validado las quejas que hace meses lleva manifestando la hostelería y ha confirmado que el sector perdió en 2020 a casi uno de sus cinco afiliados. El estado de alarma, los toques de queda y las distintas restricciones impuestas en aforos -a pesar de que en Logroño se ha permitido duplicar el espacio de las terrazas- han hecho mella en un sector que supone alrededor del 5% de la riqueza regional. En concreto 1.664 trabajadores por cuenta ajena de los 7.492 con los que cerró el ejercicio anterior, y 132 de los 2.635 autónomos ya no cotizaban en diciembre del año pasado. 

Este importante retroceso es aún más relevante si se compara con la totalidad de las ocupaciones destruidas en el año del covid, ya que la hostelería ha sumado cerca de la mitad de los 3.429 trabajadores por cuenta ajena que perdieron su empleo en 2020.

El otro sector que sufrió, en términos globales, el mayor perjuicio el año pasado ha sido la industria manufacturera, que ha restado 839 operarios, al pasar de 23.370 a 22.531, aunque en términos relativos han sido las actividades artísticas y de entretenimiento las grandes castigadas por la supresión y escasa relevancia de conciertos, verbenas y otros espectáculos y actividades culturales. Así, ha reducido en 267 el número de cotizantes -de 1.819 a 1.552-, lo que implica que un 14,3% de sus empleados se ha quedado en paro.

Comercio sufre también los daños causados por el coronavirus y ha recortado  343 empleos, pasando 14.026 afiliados en diciembre de 2019 a 13.683 a finales del año pasado;otros servicios tampoco se ha librado de los efectos de la peor crisis sanitaria en un siglo y ha reducido sus activos en  149 (de 1.940

a 1.791). Hay otros sectores que también lamentan pérdidas, aunque en menor medida, como actividades administrativas (-85) o transportes (-51).

Educación y sanidad. Y la radiografía del empleo es fiel a la repercusión social de la enfermedad y a las nuevas exigencia que su irrupción ha provocado. Hay varios sectores que han ampliado plantillas obligados por la pandemia y, así, los ámbitos de salud y servicios sociales han sumado 399 efectivos más, pasando de 11.257 a 11.656 trabajadores.

Pero, sin duda, ha sido educación el área que mayor empleo ha generado en un año, ampliando en un 10% el número de profesionales  que se dedican a formación, desde las escuelas infantiles a quienes se dedican a actividades auxiliares. En concreto, ha sumado 852 trabajadores -de 8.178 a 9.030-, de los que 410 son nuevos docentes contratados por el Gobierno de La Rioja; de esta manera, la enseñanza púbica cuenta con 4.540 profesores.También han crecido un 10% el número de profesionales científicos y técnicos y la agricultura ha aguantado el tirón y, aunque hay 40 autónomos menos, hay 152 trabajadores por cuenta ajena más.

También construcción, la gran perjudicada por la crisis de 2008, ha podido vadear, de momento, el impacto del virus y ha ganado 39 cotizantes. 

Las administraciones también se han reforzado y han contratado  270 efectivos más a lo largo de 2020.