Después de 'Filomena', preocupa el efecto del deshielo

Víctor Zurrunero
-

El director general de Emergencias y Protección Civil recuerda en La 7 de La Rioja la necesidad de extremar la precaución en las carreteras por el riesgo de heladas

Héctor Ruiz (derecha) y Óscar Gálvez en el programa Punto de Encuentro de La 7 de La Rioja. - Foto: Óscar Solorzano

El pasado fin de semana La Rioja sufrió el paso de la borrasca Filomena, que llegaba a la región tras provocar el caos en otras comunidades, especialmente en Madrid. Si bien, las nevadas en el valle del Ebro no fueron tan intensas con en otras zonas del país, en las áreas de la ibérica riojana se vivieron importantes complicaciones en las carreteras por acumulación de nieve, con el cierre de los puertos de montaña de la Comunidad. Tras el paso de la borrasca y la nieve, en estos momentos, la mayor preocupación se centra en la fase de deshielo, para «vigilar que no se produzcan inundaciones», según explicó ayer el director general de Emergencias y Protección Civil del Gobierno regional, Héctor Ruiz, en La 7 de La Rioja, durante una entrevista en el programa de actualidad Punto de Encuentro con el director de la cadena autonómica, Óscar Gálvez. La previsión de un ligero aumento de las temperaturas para los próximos días va a acarrear una crecida de los ríos, aunque no se espera «un deshielo muy rápido». En ese sentido, Ruiz afirmó que desde Emergencias están «vigilantes pero relativamente tranquilos» ante esta circunstancia. A pesar de que las temperaturas no serán excesivamente bajas, el director general de Emergencias recordó que en la Ibérica riojana, por encima de los 600 metros, seguirá habiendo registros bajo cero, lo que puede producir heladas en las carretera de montaña. «Es la zona que más nos preocupa», destacó y recordó que a diferencia de la nieve, el hielo es más peligroso porque es invisible.

Trabajo con anticipación. Ruiz considera que se trabajó con anticipación y que se pudo hacer frente a la situación en las carreteras riojana. «Lo normal es que los Servicios de Emergencia se vean sobrepasados pero esta vez no ha ocurrido así. Hemos querido anticiparnos, en La Rioja nadie puede decir que no se planificó a tiempo». En este sentido, Ruiz recordó que el lunes 4 de enero ya empezaron a recibir los primeros avisos y que el jueves se tuvo la primera reunión de coordinación. «Teníamos el precedente del 6 de enero de 2018, cuando vehículos se quedaron atrapados en la AP-68 y la A-12. No queríamos que la situación se pudiera repetir». Al trabajo previo, se sumaron varios factores, como explicó Ruiz durante la entrevista, como el hecho de que las nevadas se produjeran en fin de semana, lo que implica un menor movilidad, el paso previo de Filomena por otras comunidades, y las restricciones de movimientos de las medidas frente a la Covid-19. Además, Ruiz destacó que en situaciones como las producidas este fin de semana es muy importante lanzar un mensaje claro a la población para que no salga y aseguró que la actitud de los ciudadanos es crucial en la labor de Protección Civil. En este sentido, alabó el comportamiento de la sociedad riojana durante los días del temporal. «Si hay que felicitar a alguien es al ciudadano. Las carreteras estaban vacías», agradeció Ruiz.