scorecardresearch

La plaga de cucarachas en El Espolón persiste

Feli Agustín
-

La empresa encargada de frenar la plaga ya intervino el 21 de junio, pero tendrá que repetir la operación esta semana porque se ha vuelto a reproducir

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Logroño ha vuelto esta semana a requerir a la empresa adjudicataria del control de plagas, EZSA, a reforzar la vigilancia de las cucarachas en El Espolón, después de la notificación remitida por la Policía Local.

Así lo explica el responsable del departamento, José Manuel Zúñiga, que recuerda que el pasado 21 de junio ya se dio orden a la empresa para que tratara el área de La Rosaleda y la de la fuente de las ranitas, además de otras zonas de El Espolón donde se han detectado problemas en años anteriores por la presencia de cucarachas.

La plaga de cucarachas en El Espolón persisteLa plaga de cucarachas en El Espolón persiste«Se está pendiente», afirma el concejal, que explica que, además de las campañas que se realizan de manera habitual, ya se insistió en esta zona el mes pasado para intentar atajar la proliferación de cucarachas. Señala que la presencia de estos insectos en el centro de Logroño puede obedecer a diversos factores, como condiciones de humedad, calor o materia en el subsuelo, aunque también destaca que es un lugar «donde se ven más;es posible que haya también en otros puntos de la ciudad y no se noten tanto».

El edil de Medio Ambiente informa de que el funcionamiento  de este servicio contempla el control ordinario de diviesos animales, como cucarachas, ratas, palomas o estorninos. Para los animales terrestres se colocan las trampas en los registros de electricidad y alcantarillas y, en general, en los lugares en los que se presupone «pueden salir con más facilidad». Respecto a las palomas, se ha intentado frenar su reproducción extendiendo un pienso que las esterilice. Zúñiga informa de que no ha sido necesario insistir en ninguna otra zona de Logroño por la proliferación de cucarachas, a excepción de una casa en ruinas en el comienzo de Pérez Galdós, de la que el Ayuntamiento ha recibido quejas vecinales, y que debe ser derribada por la propiedad. La Concejalía de Medio Ambiente está llevando a cabo, además, una campaña de control de plagas en los parques de la ciudad a través de diferentes métodos naturales y nuevos sistemas alternativos a los métodos químicos. «Estas actuaciones forman parte de la defensa de la biodiversidad que proponemos, que redunda en un mejor estado sanitario de nuestro arbolado», afirma el edil.