scorecardresearch

Menos multas de velocidad en 2021 con más movilidad

Bárbara Moreno
-

El radar que más multa de La Rioja, que en 2020 cazó a más de 13.100 'velocistas' en la AP-68 a la altura de Haro, este año solo ha sancionado a 343. Desde DGT consideran que el año pasado se corría más porque había menos tráfico

Circulación de camiones por la autopista AP-68. - Foto: Óscar Solorzano

Las sanciones por velocidad en La Rioja están descendiendo drásticamente este 2021 con respecto a 2020, en especial las de radares fijos. Una casuística que en principio es difícil de justificar, teniendo en cuenta que el año pasado hubo confinamiento, restricciones de movimientos, y por tanto mucha menos movilidad en las carreteras. En 2019 entre radares fijos y móviles se multó  a casi 40.000 conductores, lo que supuso el 70% de todas las sanciones en carretera. En 2020, se sancionó a 29.100 conductores por velocidad (el 65% de todas las multas).Y este año, las multas de velocidad, 17.200, suponen el 50% del total de circulación.

Pero, como explica la jefa de Tráfico de La Rioja, Beatriz Zúñiga, entre las hipótesis está la de que el año pasado se registraron más multas de velocidad porque había menos tráfico en general, los desplazamientos eran los habituales de trabajo y mucho optaron por correr más al no haber tanto tráfico. Es una situación, explica, que también se dio cuando en la N-232 se obligó a los camiones a circular por la autopista, «entonces los turismos iban a más velocidad y hubo más multas». 

Pero, otro de los motivos de esa reducción de multas por velocidad en los radares fijos en 2021 es que el radar más ‘multón’ de La Rioja, que en 2019 ocupó el puesto 13 de los más sancionadores de toda España, (y el año pasado pasó a un 30 puesto), este año está prácticamente de vacaciones. Lo que se puede deber, según explica Zúñiga, a que los conductores ya se lo saben «y levantan el pie», o a que se ha puesto menos días activos. La jefa de Tráfico explica que la intención de la DGTno es recaudatoria, sino que quieren educar, «los radares fijos se avisan desde antes pero, de nada sirve levantar el pie en ese punto y seguir corriendo». A lo que añade que si el afán fuera recaudatorio, ese radar lo tendrían activo todos los días las 24 horas del día. 

La  DGTcuenta en La Rioja con 16 radares fijos. Pero nunca están activos a la vez. «Normalmente la mitad». El más multón llegó a ‘cazar’ el solo en 2019 a casi 24.000 conductores circulando con exceso de velocidad en Haro, en el punto kilométrico 78.8 de la autopista AP-68 en sentido Bilbao. (Y en todo el año hubo 32.755 multas por velocidad en los 16 radares fijos). En 2020 este radar multó a 13.134 conductores (de un total de 23.556 sanciones en radares fijos),  este año solo ha sancionado a 343.

Y un radar que ya apunta maneras es el de Villamediana en el punto kilométrico 3.4 de la LR-250. «Se ha puesto en marzo y ya ha sancionado a 802 conductores hasta septiembre», explica Zúñiga. El más sancionador este año está siendo el del punto kilométrico 123 de la  Autovía del Camino, en la A-12 en Fuenmayor.  Que con 3.000 conductores sancionados, a triplicado las sanciones del año anterior. Y el segundo el del punto kilométrico 392 de la N-232, el de Arrúbal Y detrás de ese, el de el Villar de Arnedo, en el punto kilométrico 371 de la N-232.

Hay que tener en cuenta que además de los radares fijos, la Guardia Civil de Tráfico cuenta con los móviles, aunque suponen menos del 30%de todas las multas de velocidad. La última adquisición han sido los drones. En julio sancionaron a 19 personas, en solo 5 horas de grabación. Y en breve llegarán a La Rioja de nuevo. Y tampoco hay que olvidarse del helicóptero Pegasus que al menos una vez al mes se da una vuelta por las carreteras riojanas en busca de sancionadores. 

La anterior adquisición de la DGT fue el cinemómetro láser, o denominado miniradar. Un dispositivo móvil  que opera, ya sea en coches de la Guardia Civil, en trípodes, o encima de cualquier valla o guardarraíles. Las motos  aún no están preparadas para poder llevarlos. Pero, este pequeño dispositivo que utiliza el láser para alcanzar la velocidad del vehículo opera de forma autónoma y se puede poner a una distancia máxima de 300 metros del coche patrulla de la Guardia Civil porque funciona mediante sistema bluetooth y wifi. Por lo que con una sola patrulla se puede denunciar y parar al infractor. De forma que no se necesita otra patrulla a más distancia que pare, porque el aviso de saltarse la velocidad está en tiempo real en la tablet del agente, y en 300 metros se le para.

 

Novedades.  

La AP-68, cuenta con una cámara que graba y sanciona al conductor que no vaya con cinturón de seguridad. Se ubica en el punto kilométrico  126, en sentido creciente. Y de momento solo ha multado a 13 conductores. Esta misma cámara también graba y sanciona al conductor que esté manipulando el teléfono móvil. Pero, según explica Zúñiga, ahora está en pruebas, solo ha habido una sanción, pero en breve empezará a sancionar.  Ycon la nueva ley de Tráfico, «se han endurecido las sanciones, en especial las de circular con el móvil, porque cada vez hay más personas que van con el móvil en la carretera". Se retirarán 6 puntos del carné de conducir con multas de hasta 500 euros. Este año se ha multado a 546 personas por conducir con el móvil. En 2020 hubo 887 y en 2019 749.