scorecardresearch

Casi 4.500 riojanos se benefician del Ingreso Mínimo Vital

El Día
-

En la comunidad la ayuda alcanza a 1.702 hogares

Un hombre sentado en un banco en el centro de Logroño. - Foto: Óscar Solorzano

Un total de 260.206 hogares en los que viven 682.808 personas, de las que más de 276.000 son menores, reciben ya el Ingreso Mínimo Vital (IMV), según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En La Rioja, la ayuda alcanza a 1.702 hogares y un total de 4.499 beneficiarios, según los datos publicados este lunes por el Ministerio y consultados por Europa Press.

Del total de hogares beneficiarios a nivel nacional, el 61% del total (más de 160.000) cuenta con menores a cargo. Del total, casi uno de cada tres (28%), 73.301, son hogares monoparentales y un 33%, un total de 87.403, son hogares no monoparentales con menores.

Para el Ministerio encabezado por José Luis Escrivá, este dato muestra "la incidencia que está teniendo esta prestación en la reducción de la pobreza infantil". La prestación media reconocida asciende a 448 euros al mes y la nómina correspondiente a mayo será de 195 millones de euros.

El Ingreso Mínimo Vital garantiza un nivel de renta mínimo, cuyo umbral varía en función del tipo de hogar contabilizando los ingresos preexistentes, si existen, con excepción de las rentas mínimas de las comunidades autónomas.

El umbral de renta garantizada oscila entre los 470 euros al mes (el equivalente a una pensión no contributiva) para un hogar unipersonal y los 1.033 euros al mes para unidades de convivencia formadas por dos adultos y tres o más menores o tres adultos y dos o más menores o por cuatro adultos y un menor.

Por edades, de media, los titulares del Ingreso Mínimo Vital tienen 44,32 años. El grupo más numeroso son las personas entre los 36 y los 45 años, que son 88.913 y superan el 34% del total. Le sigue el grupo de entre 46 y 55 años (75.390); el de 24 a 35 años (51.328); el de 56 a 65 años (40.340) y el de menos de 24 años (3.310). El menos numeroso es el de los mayores de 65 años, con 915.

Por tipo de unidad de convivencia, casi uno de cada tres hogares que perciben ya la prestación es monoparental. En concreto, de los datos se desprende que 46.645 hogares titulares están formados por un adulto y un menor; 21.288 por un adulto y dos menores; 4.462 por un adulto y tres menores; y 906 por un adulto y más de tres menores.

También hay 67.724 hogares titulares del IMV formados por un solo adulto; 21.664 formados por dos adultos; 27.678, por dos adultos y un menor; 28.258, por dos adultos y dos menores; 20.053, por dos adultos y más de dos menores; 7.479, por tres adultos; 4.765, por tres adultos y un menor; 4.371, por tres adultos y más de un menor; 2.204, por cuatro adultos; y 1.057, por cuatro adultos y un menor.

Por género, más del 70% de los titulares de la prestación son mujeres y también son mayoría entre los beneficiarios, con 316.163 mujeres que forman parte de las unidades de convivencia que reciben el Ingreso Mínimo Vital.

 

Hasta el pasado viernes, el INSS ha recibido 1,32 millones de solicitudes válidas desde que se puso en marcha la prestación, hace nueve meses. De ellas, casi 1,1 millones, más del 81% del total, se han tramitado, con 276.000 prestaciones aprobadas y 700.000 denegadas. Otras 65.000 están en proceso de subsanación, es decir, que se ha solicitado al solicitante o a alguna administración alguna información para completar el expediente.

Según explica el Ministerio, en su mayoría, las denegaciones se han producido por no cumplir el criterio de vulnerabilidad (al superar los umbrales de renta y patrimonio), aunque un 10%
se deben a la falta de acreditación de la unidad de convivencia, para lo que en enero se realizó una modificación normativa para que los trabajadores sociales y entidades colaboradoras del IMV puedan realizar la acreditación y facilitar el reconocimiento de situaciones de convivencia no convencionales.

En esta nómina se incluyen por primera vez beneficiarios del País Vasco que han sido reconocidos sin necesidad de presentar solicitud, a través de la pasarela de reconocimiento en bloque que el INSS ha puesto a disposición de las comunidades autónomas. En los meses anteriores esta pasarela, que está a disposición de todas las autonomías, ya fue utilizada por Aragón y Navarra.