scorecardresearch

Un Náxara sin opciones

Roberto Adrián Gil
-

El Gernika, que dominó de principio a fin, se impuso gracias al gol de Ander Pacheco; Fermín Sobrón, el mejor de los locales, y el travesaño evitaron la goleada.

Orodea puja por el balón ante el capitán del Gernika. - Foto: Óscar Solorzano

Ficha Técnica:

Náxara: Fermín Sobrón; Caimán, Eloy Blanco, Nika, Amelivia, Miguel Martínez, Diego Gordo, Sergio Tamayo (Mario García, 60), Iván Rojo (Pablo Ruiz, 66), Javi Martínez y Javier Orodea (Raúl Sáenz, 60).

Gernika: Ibon Ispizua; Agirrezabala, Berasaluce (Ander Zuluaga, 46), Asier Arana, Théo Lucbert, Urtzi Urcelay, Eneko Delgado (Gorka Marcos, 84), Ale Hernández, Eneko Eizmendi (Ekain Regil, 76), Ander Pacheco (Unai García, 84) y Adrián Güemes (Álex Valiño, 56).

Árbitro: Alfredo Ramo Andrés (aragonés) amonestó a Sergio Tamayo, Javi Martínez y Diego Gordo por los locales y a Ander Pacheco y Agirrezabala por los visitantes.

Gol: 0-1, M. 41: Ander Pacheco.

Incidencias: Partido correspondiente a las jornada 15 de la Segunda RFEF disputado en La Salera.

La Salera vivió un partido de necesidades entre Náxara y Gernika con objetivos bien diferentes. Los locales, en descenso, recibían a un Gernika con opciones de asaltar los puestos de 'play off', y que gracias al gol de Ander Pacheco al filo del descanso tienen su objetivo mucho más cerca. Fermín Sobrón volvió a ser el mejor de los najerinos que encajaron su quinta derrota como local.

El feudo blanquiazul se vistió con sus mejores galas para afrontar el penúltimo partido del 2021. Náxara y Gernika, en dinámicas simétricas en los dos últimos encuentros, derrota como locales y empate como visitantes, se veían las caras con ambiciones opuestas. El buen ambiente presagiaba un gran encuentro pero solo los visitantes propusieron algo diferente en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Fermín Sobrón, una vez más, fue lo más destacado de los najerinos. El ex del Haro tuvo que emplearse a fondo en los primeros quince minutos. Güemes y Ander Pacheco pudieron adelantar al Gernika pero la falta de acierto y las intervenciones del bañejo lo impidieron.

Con el paso de los minutos las fuerzas se igualaron pero no así las ocasiones que seguían siendo favorables a los visitantes. Javi Martínez, Orodea y Tamayo lo intentaban, pero los najerinos, tal vez agobiados por su situación clasificatoria, no eran capaces de poner a prueba a un desaparecido Ispizua.

El Gernika lo intentaba pero no sería hasta el 41 cuando llegaría el mazazo najerino. Balón colgado al punto de penalti que no acertó a dominar Eloy Blanco. Ander Pacheco, muy atento, aprovechó el mal control del defensa najerino para batir a Fermín Sobrón y sumar su sexto gol del curso.

En el segundo acto, la dupla Iván Rojo y Sergio Tamayo pudo cambiar el sino del encuentro pero la defensa mandó a córner. Se animaba el partido con un Náxara más animoso. La posesión se iba alternando y por fin se empezaba a vislumbrar algo más de fútbol.

Pese al cambio de tendencia, el Gernika seguía dominando a su antojo. Ale Hernández tuvo el segundo pero, al igual que en el primer acto, el mediapunta se encontró con el sobresaliente meta riojalteño que, minutos después, tuvo que volver a ejercer de santo con otra gran intervención sobre Ander Pacheco. El Náxara sobrevivía. A quince del final, el travesaño impidió el tanto Ale Hernández a bocajarro. El Náxara tiró de casta y de pundonor para revertir la situación pero no encontraron fisuras en una ordenada defensa vizcaína. Raúl lo intentó de cabeza pero no estuvo fino en la definición.

A escasos minutos del final, Unai García se volvió a encontrar con el larguero mientras que Caimán tuvo el empate desde más de 30 metros, pero Ispizua resolvió con solvencia. La derrota, quinta en La Salera, deja al Náxara en zona peligrosa con solo doce unidades.