scorecardresearch

El Barranco Perdido amplía actividades y mejora la seguridad

El Día
-

El Gobierno riojano ha invertido 62.000 euros en las instalaciones del reciento de paleoaventura de Enciso

El consejero de Hacienda y el gerente de La Rioja 360 atienden las explicaciones en el centro de paleoaventura. - Foto: El Día

El Gobierno de La Rioja ha invertido este año más de 62.000 euros en mejorar el parque de paleoaventura El Barranco Perdido, que abrió sus puestas esta temporada el pasado 1 de abril, con todas las medidas de seguridad e higiene necesarias ante la pandemia de la covid-19.

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Celso González, y el gerente de La Rioja 360, Jorge Fraile, han visitado este martes las instalaciones del parque, que este año cuanta con el montaje de una línea de vida continua en todo el circuito de multiaventura, que consiste en un nuevo sistema de anclaje del cableado y equipamiento para minimizar situaciones de riesgo para el público.

Además, en cuanto a las medidas aplicadas frente a la covid, destaca el mantenimiento en todo momento de las distancias de seguridad, una higiene frecuente de manos con gel hidroalcohólico, control de temperatura antes de entrar al recinto y pago preferente con tarjeta.

También, se llevan a cabo protocolos de reducción de aforos y desinfección sistemáticos en las instalaciones de juegos de aventura y paleontología, el museo y las áreas de restauración, ha detallado el Gobierno riojano en una nota.

El año pasado, marcado por los confinamientos y las restricciones a la movilidad, 11.852 personas visitaron "El Barranco perdido", la mayoría de ellas procedentes de La Rioja, seguidas de las de País Vasco, Navarra, Madrid y Cataluña.

El parque también ha ampliado esta temporada las actividades del circuito paleontológico, con el fin de acoger a más grupos con un aforo más reducido

Este circuito es donde se desarrollan los talleres familiares y se divide en juegos para que se pueda elegir ser paleontólogo por un día o investigar y averiguar los objetos geopaleontológicos mediante el manejo de fósiles, rocas y minerales reales.

El parque dispone de un circuito de multiaventura, que acoge, por ejemplo, retos con puentes tibetanos y de equilibrio y el "gran tobogán"; y del Museo Cretácico, que acoge una exposición permanente sobre el mundo Cretácico de La Rioja y permite descubrir el modo de vida, alimentación, reproducción y extinción de los dinosaurios.

También permite conocer el proceso de la formación de las huellas fósiles de dinosaurios (icnitas) y los diferentes yacimientos riojanos donde se encuentran.

Por otra parte, el Gobierno riojano ha recordado su proyecto de geoparque, dado que las icnitas son uno de los recursos naturales más importantes que atesora la Reserva de la Biosfera de los Valles del Leza, Jubera, Cidacos, Alhama y Linares.

Hay 170 yacimientos con más de 11.000 huellas distribuidas en 22 municipios de esta área, que, por su número, calidad y estado de conservación, conforman uno de los conjuntos más importante de este tipo de recursos paleontológicos a nivel mundial, ha señalado.

Por ello, el Gobierno de La Rioja trabaja su candidatura para optar al reconocimiento de Geoparque otorgado por la UNESCO, sello internacional que permitirá realizar una gestión integrada y coordinada de estos recursos.

Además, se pretende contribuir a mejorar la conservación del patrimonio paleontológico de La Rioja, fomentar el conocimiento científico y ampliar la divulgación de sus valores e impulsar un desarrollo socioeconómico sostenible de la zona.