Disuelto un botellón cerca de un instituto con 10 menores

El Día
-

La Policía Nacional desmanteló también una fiesta ilegal en una nave abandonada en el Camino Viejo de Alberite, con una decena de jóvenes que estaban bebiendo sin mascarillas y sin respetar la distancia de seguridad

Un coche de la Policía en la zona del botellón desmantelado. - Foto: Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han disuelto en Logroño una fiesta ilegal en una nave abandonada y un "botellón" celebrado a la hora del recreo en las inmediaciones de un céntrico instituto.

Según ha detallado este lunes la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, el pasado sábado se recibió un aviso por ruidos procedentes de una nave abandonada en el Camino Viejo de Alberite.

Los agentes se dirigieron hacia el lugar y comprobaron que en el interior de una nave "en ruinas" se estaba celebrando una fiesta, en la que participaban diez jóvenes que bebían sin mascarilla ni adoptar ningún tipo de control sobre la distancia de seguridad sanitaria.

Tras identificar a todos, los agentes comprobaron a que no eran convivientes y tenían edades entre 15 y 26 años, dos de ellos menores edad.

Las dos chicas de 15 y 17 años no acreditaron con certeza su identidad, por lo que fueron trasladadas a dependencias policiales, donde una vez identificadas, fueron entregadas a su progenitores.

Los diez jóvenes han sido propuestos para sanción por encontrarse consumiendo alcohol, una fiesta-"botellón" celebrada en la vía publica y por estar reunidos sin ser convivientes.

La segunda de las intervenciones se produjo el pasado jueves junto al parque de La Cometa, en las inmediaciones de un instituto, sobre las 10:30 horas, que es la hora del recreo para los alumnos.

Los agentes de la Policía Nacional intervinieron en un botellón espontáneo realizado por diez menores en la vía pública, a plena luz del día.

Los menores, que manifestaron que estaban "en el recreo", tenían edades entre los 16 y 17 años de edad, por lo que fueron identificados e informados de que esta conducta estaba prohibida por la normativa actual decretada por el Gobierno de La Rioja.

Los diez jóvenes fueron propuestos para sanción por reunión de personas no convivientes, sin mantener la distancia mínima de seguridad, por no hacer uso de la mascarilla obligatoria y por consumo de bebidas alcohólicas en vía pública.

Además, en la madrugada del sábado al domingo, los agentes fueron alertados por un ciudadano de la celebración de una fiesta en un domicilio de la Calle Beratua de Logroño.

Los policías se desplazaron a la vivienda y propusieron para sanción a los participantes en esta reunión, porque no eran convivientes.