scorecardresearch

El 3% de los sanitarios riojanos no se ha vacunado

Bárbara Moreno
-

En La Rioja no hay constancia de personal negacionista y no se plantea sancionar al no vacunado como en otros países. Alrededor de 180 profesionales no se han vacunado. La mitad de estos, porque ya estaban inmunizados tras haber sido positivos

Imagen de profesionales sanitarios en el hospital San Pedro. - Foto: Óscar Solorzano

El personal sanitario y del Servicio  Riojano de Salud (Seris) alcanza una cobertura de vacunación del 97%, situándose así por encima de la media nacional, que está en un 95%, y la de La Rioja es así una de las más altas del país.

La jefa de servicio de prevención de riesgos laborales de personal sanitario, Carmen Arceiz, explica que incluso en La Rioja podría ser más alta de ese 97%, porque están revisando prácticamente caso a caso, y alguno hay que no se ha podido vacunar  con las dos dosis completas porque han sido positivos y solo le han puesto una o algunos podrían ser alérgicos.

En realidad, ese porcentaje se refiere no solo al personal sanitario del sistema público, del Seris, sino también de las fundaciones (hospital de Calahorra y hospital de La Rioja). Y otro tipo de profesionales como administrativos, o de mantenimiento. Es decir, que solo quedaría por vacunar un 3% de cerca de 6.000 trabajadores, unos 180. De estos, la mitad, unos 90 tenían ya inmunidad por haber sido positivos. Por lo que «se podría decir que es un éxito que cerca del 98% de estos profesionales en La Rioja estén vacunados. Y también se ha vacunado como personal de primera línea a los empleados de contratas de Salud, como de limpiezas, mantenimiento o transporte sanitario. 

 No se constata que haya habido ‘negacionistas’. En cualquier caso, Arceiz considera que no se debería obligar a los sanitarios a vacunarse. «Y en La Rioja no hay ninguna intención de sancionar a nadie. En España la opción de vacunarse es voluntaria. Yo no sería partidaria de esa imposición punitiva». No obstante, según plantea Arceiz, «nuestra cobertura es muy buena y hay otras medidas de protección». 

Mientras, en otros países, como en Francia o en Grecia, ya han aprobado que el personal sanitario y otros colectivos profesionales en contacto con personas vulnerables, como los mayores, deben estar vacunados para poder seguir trabajando, bajo la amenaza de que se les suspenda el empleo y el sueldo a partir de unas semanas.

Lo que en cualquier caso se puede constatar es que la vacuna es eficaz. Y se puede observar en los positivos que se han ido registrando entre los sanitarios ola tras ola. «Yporque ahora los casos son leves, en su mayoría asintomáticos».

En la primera ola, de marzo a junio de 2020 hubo un total de 341 casos activos entre los sanitarios, personal del seris y fundaciones. En la segunda, de julio a diciembre de 2020, se registraron 281 casos. En la tercera, entre enero y febrero de 2021, 240 casos. Y fue a partir de ahí cuando se empezó a vacunar. En la cuarta ola, de marzo a junio de este año, se registraron 17 casos positivos. Y la mayor parte de los contagios en las primeras olas fue entre compañeros y pacientes.

Y en esta quinta ola ya se contabilizan 78 casos. Es un porcentaje más alto en comparación con los positivos de toda la población riojana. Si bien, la jefa del servicio de Riesgos Laborales explica que estos se han dado por contactos del personal con familiares convivientes no vacunados como por ejemplo los jóvenes, hijos de estos profesionales. «Tenemos que tener en cuenta que la vacuna tiene una eficacia muy alta de que el virus sea menos agresivo, pero no evita el contagio».

Lo cierto es que el colectivo de los sanitarios fue de los primeros en vacunarse, hace ahora seis meses. Y el hecho de que haya aumentando en la quinta ola el contagio entre estos podría dar lugar a la sospecha de que la vacuna está perdiendo efectividad con el tiempo. Si bien, como explica Arceiz no hay ningún estudio que lo avale ni que lo demuestre. Y no se pronuncia sobre si es necesaria o no esa tercera vacuna que ahora plantean. «Insisto en que los contagios actuales han sido por la exposición del personal con sus familiares no vacunados».

Este colectivo profesional ha sido más castigado que otros precisamente porque es un grupo de riesgo que ha estado expuesto directamente a los contagiados.

Un total de 957 profesionales de este colectivo se han infectado de coronavirus desde que comenzó la pandemia, lo que supone un 16% de la plantilla. Un porcentaje similar al de la media de sanitarios de todo el país. Sin embargo, de todos los ciudadanos afectados en La Rioja que suponen 39.000, este colectivo de sanitarios represent un 2,4%. Y a nivel nacional el porcentaje de sanitarios infectados respecto a los contagiados en general supone un 4,3%.

En números absolutos, de los 957 contagiados, un 33% son enfermeros, un 23% médicos, un 20% auxiliares de enfermería, y un 6% celadores. Pero, en términos relativos, ha habido más infectados entre los auxiliares de enfermería.

En cuanto a la gravedad, no ha habido fallecidos. Y la mayor parte de los contagiados han tenido síntomas leves. «El comportamiento ha sido similar al del resto de la población, un 10% ingresaba en hospitales, y de estos, otro 10% ingresaban en la UCI».