Unai Medina: "En todo momento quería venir aquí"

El Día
-

El lateral derecho completó ayer su primer entrenamiento con el grupo antes de ser presentado como nuevo jugador de la UDL

Unai Medina, durante su presentación como nuevo jugador blanquirrojo. - Foto: UD Logroñés

Unai Medina (Basauri, 1990) es, desde este martes, el quinto fichaje de la UDL, el quinto bueno, por utilizar la terminología taurina. El futbolista vizcaíno rescindió en la noche del lunes como jugador del Sporting, equipo en el que jugó la pasada temporada, se personó en la mañana del martes en las instalaciones del Mundial 82, firmó a continuación su contrato como nuevo jugador blanquirrojo hasta junio de 2020 y, en la mañana de ayer, fue presentado ante los medios de comunicación. 

Con su incorporación, Sergio Rodríguez se hace con los servicios de un jugador veterano que atesora prácticamente doscientos partidos en la categoría de plata del fútbol nacional y que, además de sus contrastadas virtudes defensivas, capitaliza mucha llegada ofensiva. No en vano, el pasado año fue el protagonista de seis goles con el Sporting al tiempo que repartió quince asistencias.

Con su esperada incorporación (desde la pasada semana en Asturias se daba por hecha su desvinculación ‘inminente’ del Sporting de Gijón y su salida rumbo a Logroño), la UDL apuntala una defensa que tiene dobladas todas las posiciones de retaguardia (Andoni López e Iñaki, por la izquierda, con Iago López y Unai Medina) aunque aún aguarda un cuarto central (Gorka Pérez, Álex Pérez y Pablo Bobadilla) para quedar conformada por completo.

Aunque su llegada se ha demorado, el vizcaíno nunca tuvo dudas de que acabaría cambiando los colores rojiblancos por los blanquirrojos. Era cuestión de tiempo pues «estuve peleando mi salida del Sporting». «En todo momento quería venir aquí y se ha cumplido», afirmaba en sus primeras declaraciones como defensa logroñés.

En Logroño se encontrará con un viejo conocido como Ander Vitoria, «al que conozco desde pequeño», y con futbolistas a los que se ha enfrentado en su dilatada experiencia como jugador del Alavés o Numancia. «Conozco a Álex Pérez, Iñaki o Errasti de haber jugado en contra», informaba.

El objetivo del lateral vasco es poder entrar en los planes de Sergio Rodríguez en la jornada 3, en la que los blanquirrojos se medirán al Castellón en Las Gaunas.

En principio, no habrá ningún impedimento competitivo para que así sea si el técnico logroñés lo considera oportuno. El defensa pasó el martes los test de Covid-19 y, como la serología resultó negativa, en la mañana de ayer, antes de ser presentado, realizó la primera sesión grupal junto a los que son sus nuevos compañeros. «Estoy entrenando ya y estoy a disposición de lo que decida Sergio Rodríguez», informaba antes de recordar que se ha encontrado con un vestuario que es «una piña», una de las mayores virtudes del conjunto blanquirrojo. «Eso es lo que he visto. Eso es muy bueno porque todo pasa por ser un equipo», agregaba consciente de que su obligación es integrarse en este ecosistema al que llega para aportar «experiencia».

El jueves 3 de septiembre, en Mareo, y el sábado 12 en El Molinón, UnaiMedina fue un testigo de excepción de las evoluciones de los que hoy son sus nuevos compañeros. Aunque el debut en Segunda se saldó con derrota por la mínima, Unai Medina tiene claro que el conjunto blanquirrojo tiene potencialidades para aferrarse a la categoría: «Le vi tanto en el amistoso como en El Molinón. La UDL compite en el partido, siempre están metidos, tanto si están jugando bien como si no. Y eso es muy importante», aseguraba como valoración a bote pronto de lo que expuso la UDLen la primera jornada de competición.

Con 41 jornadas por delante, Unai Medina tiene claro lo que tiene que hacer su nuevo equipo para competir en Segunda: «Da igual que seas un recién ascendido. Se ha visto con equipos como el Fuenlabrada que ha estado a punto de meterse en ‘play off’». «La competición», se despedía, «se decide por pequeños detalles y tenemos que pulir esos pequeños detalles». Eso es lo que tiene que hacer el conjunto blanquirrojo «para que la clasificación lo refleje y estemos de media tabla hacia arriba».