Las personas con discapacidad reclaman vivienda inclusiva

El Día
-

El Cermi-La Rioja exige que se garantice el derecho a un hogares que no solo resulten accesibles, sino también asequibles como elemento esencial para una vida independiente

Representantes del Cermi, en la Universidad. - Foto: Ingrid

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI-La Rioja) ha exigido este lunes que se garantice el derecho de las personas con discapacidad a una vivienda accesible, asequible e inclusiva como elemento esencial para una vida independiente.

Esta es la principal reivindicación que la plataforma de la discapacidad resalta con motivo de la celebración del Día Nacional de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que se ha conmemorado este lunes con la lectura del manifiesto en la Universidad de La Rioja (UR).

En una nota, CERMI-La Rioja ha detallado que el estudiante Álex Domínguez, que cursa estudios de Derecho en la UR, ha leído este manifiesto y Esther Fernández lo ha hecho en braille.

El acto ha sido presidido por la vicerrectora de Estudiantes y Extensión Universitaria, María Martínez Calvo, acompañado de Iván Santolalla Arnedo, delegado del rector para la Unidad de Igualdad e Inclusión quienes han definido a esta Universidad como lugar de referencia, para el desarrollo de políticas de igualdad e inclusión, y también ha asistido Javier Muñoz, secretario de CERMI-La Rioja.

En esta jornada, que fue establecida oficialmente por el Consejo de Ministros en 2019 a propuesta del propio CERMI, se ha reclamado que la discapacidad ha de ser tenida "muy en cuenta" en la ordenación y aseguramiento del derecho a la vivienda, que debe abordarse como parte de la legislación y las políticas públicas generales de vivienda.

Según se recalca en el manifiesto, "toda persona tiene derecho a vivir en su domicilio con el soporte que precisa y perteneciendo y participando de su comunidad".

De esta manera, el movimiento CERMI-La Rioja considera necesario llevar a cabo dos medidas "de calado", como la aprobación de una Ley General de Garantía del Derecho Social a la Vivienda, así como el aumento del parque público de vivienda, dedicando al menos el 2 % del Producto Interior Bruto (PIB) para asegurar esta finalidad.

Además, el manifiesto incide en la accesibilidad universal, que "debe ser la norma que guíe los principios y actuaciones de las políticas públicas y normativas vinculadas a la vivienda, ya que, de lo contrario, se excluirá a las personas con discapacidad".

En este sentido, ha exigido que se adapte el parque construido para garantizar que "ninguna persona quede aislada en su vivienda, recluida por ausencia de condiciones de accesibilidad y diseño universales".

CERMI-La Rioja ha pedido que se resuelvan "con urgencia" algunas demandas, entre las que se encuentra la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal para que las obras y actuaciones de accesibilidad sean obligatorias para la comunidad de propietarios cuando vengan solicitadas por vecinos con discapacidad o mayores de 70 años, con independencia de su coste.

También ha exigido que se impulsen reformas para que el Registro de la Propiedad recoja datos sobre las condiciones de accesibilidad de los inmuebles, edificios y viviendas, con el objetivo de que los potenciales adquirentes y usuarios con discapacidad o en cuya unidad familiar haya una persona con discapacidad, puedan conocer de antemano esta información tan relevante y facilitar su decisión de compra o arrendamiento.