scorecardresearch

El PP pide garantías para el aparcamiento de discapacitados

Efe
-

Los populares exigen al Ayuntamiento que el nuevo control de acceso al casco antiguo asegure el uso de las siete plazas reservadas a personas con discapacidad o movilidad reducida

Las concejalas Celia Sanz y Patricia Lapeña, en la calle Herrerías. - Foto: PP

El Grupo Municipal del PP de Logroño solicitará en el próximo Pleno que se garantice el acceso a las siete plazas de aparcamiento para personas discapacitadas y con problemas de movilidad localizadas en el Casco Antiguo, en las mismas condiciones que antes de la entrada en vigor del nuevo sistema de control de acceso de vehículos a la zona.

Las concejalas de este grupo municipal Celia Sanz y Patricia Lapeña han denunciado este lunes que varias decisiones adoptadas por el equipo de Gobierno local perjudican a las personas con discapacidad y dificultades de movilidad, ha informado el PP en una nota.

Ha asegurado que la entrada en funcionamiento el pasado día 1 de noviembre de este nuevo sistema ha supuesto la desaparición del libre acceso a las siete plazas de aparcamiento reservadas para las personas con discapacidad y movilidad reducida en esta zona de la capital riojana.

Así, ha proseguido, las cuatro plazas ubicadas en la calle Herrerías, las dos en San Bartolomé y la última en la calle Ruavieja han quedado desde la pasada semana inutilizadas, puesto que el libre acceso a las mismas sólo está permitido para residentes de la zona.

"Esta es una zona en la que hay servicios públicos y privados a los que las personas con movilidad reducida tienen el mismo derecho a acceder que el resto de logroñeses que no dependan de un vehículo para poder desplazarse, y una administración no puede, en ningún caso, cercenar los derechos de los ciudadanos en movilidad", ha explicado Lapeña.

Por su parte, Sanz ha citado ejemplos en la calle República Argentina, con aparcamientos para personas con discapacidad o con movilidad reducida en mitad de la calle sin acceso con rampa desde la acera; en Vara de Rey, con rampas por las que no caben sillas de ruedas; y ampliaciones de acera con numerosos obstáculos en Duquesa de la Victoria y Gonzalo de Berceo.

"Reiteramos al equipo de Gobierno local la necesidad de que la accesibilidad universal y la seguridad estén en el origen de los proyectos de manera natural", ha señalado esta concejala del PP, quien ha precisado que la eliminación de unas mil plazas de aparcamiento en la ciudad también perjudica a colectivo de personas con discapacidad y dificultades para desplazarse.