scorecardresearch

Un ascenso merecido

M. A. G-S.
-

Logrobasket, "proyecto riojano y amateur", se prepara para jugar el próximo curso en EBA; "con el 8% que dan al Clavijo, salimos en EBA", apunta Nacho Arbues, su técnico

Un ascenso merecido

El Logrobasket es nuevo equipo de EBA, culminando su tercer ascenso de categoría en menos de cuatro años. Sin embargo, pese a su continua ascensión, la entidad logroñesa no está para celebraciones. Son de EBA pero la falta de patrocinadores, públicos y privados, pueden echar al traste el sueño por el que han peleado durante tantos años. 

Así lo asume Nacho Arbues (Zaragoza, 1975) técnico de un equipo que, desde la júnior, se ha plantado en el cuarto escalón del baloncesto nacional. La emergencia sanitaria les ha agilizado el salto a la EBA pero es el coronavirus la principal amenaza a dicho ascenso.

Logrobasket es un proyecto cien por cien riojano, cien por cien amateur. Está preparado para dar el salto deportivo aunque eso conlleva duplicar o triplicar su presupuesto.

En Primera Nacional, los jugadores se pagaban su ficha y los desplazamientos. El club sufragaba la cancha y los arbitrajes. Con 18.000 euros formaron un proyecto ganador, ahora necesitan «entre cincuenta y sesenta mil euros» para competir en EBA. Así lo entiende Nacho Arbues, técnico del club.

La entidad aspiraba a que, con la EBA, los jugadores al menos no se pagasen la ficha pero sin apoyo público y privado será imposible salir. 

La temporada recién concluida, la inscripción en EBA costaba 12.150 euros (8.000 de aval), la licencia de los jugadores ascendía a 235 y la de los entrenadores, a 305 euros; el gasto estimado de arbitrajes y mesa superaba los 8.000 euros, cantidad similar a la que hay que invertir en desplazamientos. 2.400 euros de un fondo común para desplazamientos extrapeninsulares completan el capítulo de gastos.

Y los ingresos dependen del patrocinador principal, Cocinas.com, que pondrá todo su empeño en seguir, «micromecenazgos» y apoyo institucional. «Estamos por ocio. Somos un club de cantera, riojano y amateur. No hay nadie profesional», enumera. No piden mucho, sólo un empujón económico: «Con el 8% que dan al Clavijo (juega en una categoría superior, recibe 292.000 euros de la instituciones y disfruta de uso gratuito del Palacio) salimos en EBA». La asistencia es ahora para Ayuntamiento de Logroño y Gobierno de La Rioja.

Un club que camina lento pero firme 

Logrobasket nace tras la traumática escisión con el Clavijo, el club referente del baloncesto masculino.

El equipo logroñés ha crecido con paso lento pero firme. En su cuarta temporada de existencia cuenta con 250 canteranos distribuidos en 19 equipos, desde categoría prebanejamín a sénior. Un total de 23 técnicos coordinan el trabajo de formación de la entidad.

El primer equipo, líder destacado de su grupo de Primera Nacional hasta el pasado 8 de marzo, tira de su cantera y de veteranos que lo han sido todo en la Oro y Plata como Borja Arévalo o Quique Suárez.